José Bou: «La solución para Cataluña es muy sencilla: reforzar allí la presencia del Estado»

José Bou, expresidente de los empresarios catalanes, en el Foro Económico de El Norte. /Ramón Gómez
José Bou, expresidente de los empresarios catalanes, en el Foro Económico de El Norte. / Ramón Gómez

Recuerda que la historia demuestra que «cada vez que el nacionalismo crece, la economía baja»

E. GARCIA DE CASTROValladolid

Cataluña en el centro del debate. Político y económico. Como hace cuatro siglos. Lo certificó en Valladolid un emocionado José Bou, el expresidente de los empresarios catalanes, en la sesión de clausura del curso 2018-2019 del Foro Económico de El Norte de Castilla, que patrocinan Banco Sabadell, Gullón,Corporación Llorente y Collosa, y que cuenta con la colaboración del hotel Vincci Frontaura.

Noticia relacionada

El actual portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Barcelona entró a fondo y desde el principio en el objeto de su ponencia, titulada 'Cataluña, motor económico y corazón de España'. «A España no nos iría bien si a Cataluña no le fuera bien, y para que a Cataluña le vaya bien hay que hacer un largo camino hacia la normalidad», sostuvo, algo que a su juicio pasa, en primer lugar, por «encauzar el debate político dentro de la Constitución».

Puso ejemplos: «La normalidad es decir alto y claro que en Cataluña no hay presos políticos, y que nadie está en prisión preventiva». Animó a «repetir estas cosas muchas veces, porque el separatismo convierte las mentiras en grandes verdades», y negó que exista «un problema catalán». «Cataluña no es un problema ni tiene ningún problema con el resto de España. Cataluña y los catalanes tenemos un problema pero con el nacionalismo catalán, con los de allí», aseveró.

Lejos de quedarse en el diagnóstico y con la misma contundencia, ofreció la receta para hacer frente al separatismo. Según Bou, «la solución es muy sencilla: reforzar la presencia del Estado en Cataluña. Y eso significa, por encima de todo, que Su Majestadel Rey de España tiene que venir a Cataluña muchas veces. El Rey es muy importante en Cataluña, tiene que venir. Y también el presidente del Gobierno. Para escuchar; para escuchar y poco más».

Contrarrestar los efectos perniciosos del nacionalismo pasa asimismo, a su juicio, por «hacer gestos para que los catalanes se sientan queridos», como organizar eventos y actos institucionales relevantes allí e incluso «un desfile militar, aunque sea pequeño». Pasa por «dar un empujón al Corredor Mediterráneo, que afecta al 60% del Producto Interior Bruto de España (PIB)». Y pasa por «actuar en educación y medios de comunicación, para que podamos percibir que formamos parte de un todo», manifestó, después de incidir en que «España sin Cataluña sería otra cosa, pero no sería España».

Por eso el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Cataluña cerró su intervención inicial con una petición que arrancó fuertes aplausos al auditorio: «Les pido a todos ustedes, de corazón, que contribuyan con su esfuerzo a hacer el camino todos juntos y de la mano, por España».

Feliz y acogido en Valladolid

José Bou –que pidió expresamente que se utilizara la versión en castellano de su nombre– centró otra parte de su intervención en demostrar que desde el punto de vista económico «no tiene ningún sentido que Cataluña vaya a la independencia».

En este sentido, remarcó que «el 50% del PIB catalán se genera con las ventas al exterior y debemos ser conscientes de ello», defendió la solidaridad entre territorios y alertó de que «la historia de Cataluña, que es la historia del conflicto entre las elites catalanas y el pueblo», ha demostrado que «cada vez que el nacionalismo crece, la economía baja».

Un dato relevante por cuanto «lo que realmente hace feliz a la gente no es la política, es la economía», advirtió. Y feliz aseguró encontrarse en Valladolid. «Me siento como en casa, muy bien acogido. Es una pena decirlo, pero me encuentro mejor aquí que en Cataluña», dijo.

«Dígale a su señora madre que tiene que bajar el pan el 6%»

JoséBou es empresario del sector de la panadería. Administra Jaime Bou SA, firma heredera de una tradición familiar que se remonta a 1957, y por eso la nueva norma de calidad sobre el producto que más fabrica estuvo ayer, como ese alimento, sobre la mesa del Foro Económico de El Norte de Castilla.

«Es muy importante que se haya regulado lo que es cada producto, que se hayan regulado las verdades», resumió en relación al Real Decreto 308/2019, de plena actualidad porque entró en vigor el pasado 1 de julio. Y ello pese a reconocer que aún existen muchas dudas sobre lo que es «un pan industrial artesano».

«Ya, pero... ¿Mi madre, que es tendera en un pueblo, tiene que bajar de precio la barra?», le interpeló directamente el moderador del acto. Bou explicó que la nueva normativa saca algunos tipos de pan, «como los de semillas, cereales y centeno», del grupo al que se aplica el IVA reducido del 10%, y los incluye entre los que soportan un IVA superreducido del 4%. «Así que dígale a su señora madre que tiene que bajar el pan el 6%», concluyó.