Balonmano femenino

Las lesiones diezman al Aula

Imagen de la presentación del Aula. Después, la plantilla se ha visto afectada por una plaga de lesiones. /A. Mingueza
Imagen de la presentación del Aula. Después, la plantilla se ha visto afectada por una plaga de lesiones. / A. Mingueza

«En los dieciocho partidos disputados, tan solo en dos hemos contado con toda la plantilla», lamenta Miguel A. Peñas

Miguel Ángel Pindado
MIGUEL ÁNGEL PINDADOValladolid

Eli Cesáreo dio casi por concluida la temporada tras su paso por el quirófano debido a una «rotura en asa de cubo del menisco interno de su rodilla derecha». La pivote internacional del Aula Alimentos de Valladolid,lesionada en un entrenamiento tras unas semanas de intensa actividad con su club y la selección, fue operada en la Clínica Cemtrum de Madrid por el médico de la Federación Española César Flores y es la última baja, por ahora –María González Niño está pendiente de diagnóstico también por lesión de rodilla–, del conjunto que dirige Miguel Ángel Peñas, que ciertamente ha sufrido en esta temporada una insólita epidemia de lesiones que han condicionado sobremanera el desarrollo de la campaña.

Y es que al menos diez jugadoras del primer equipo del Aula Valladolid se han perdido alguna jornada por los más diversos motivos y lesiones, especialmente desde el parón invernal.

La primera en caer fue precisamente uno de los principales puntales del equipo, la zamorana María O'Mullony, que sufrió una fascitis en un amistoso de pretemporada disputado en Castronuño . Diversos problemas con el diagnóstico y el protocolo de actuación llevaron a la máxima goleadora de la Liga Iberdrola al dique seco durante mes y medio. Su recuperación y vuelta a las cancha quizás fue precipitada a principio de octubre frente al Canyamelar ya que en la jornada siguiente, ante el Zuazo en Huerta del Rey, la lateral zurda recayó de su lesión y ya no volvió a jugar hasta primeros de este año 2019, frente al Rocasa. La ausencia de María Prieto O'Mullony se dejó notar en el juego del equipo, si bien el Aula pudo superar ese primer tercio de la temporada con nota, logrando siete victorias, un empate a domicilio ante el Bera Bera y tres derrotas (Granollers, Málaga y Mecalia). Posteriormente, y con la plaga de lesiones ya sobre el Aula Valladolid, el equipo tan solo ha sido capaz de ganar dos encuentros de los últimos siete disputados (Canyamelar y Porriño), un empate (Granollers) y cuatro derrotas (Rocasa, Gijón, Elche y Zuazo).

Porque en la pretemporada del parón invernal la cántabra Cecilia Cossio, que estaba entrando cada vez más en los planes del técnico, sufrió una fisura en un dedo que le llevó al dique seco hasta este misma semana, en la que seguramente reciba el alta médica, aunque aún le faltará ritmo de juego y competición. Su recuperación viene a paliar en cierto modo en defensa la baja de Eli Cesáreo en el centro de la defensa.

Y prácticamente una vez reiniciada la competición, a principios de febrero, fue la lateral diestra Elena Talavera la que sufrió un fuerte golpe en el partido en la cancha del Porriño que le llevó a pasar por el quirófano para colocarle el tabique nasal, por lo que también causó baja hasta este misma semana en la que en principio podría recibir el alta médica.

Estas cuatro jugadoras han sufrido lesiones de cierta gravedad que les alejó de las canchas durante varias jornadas consecutivas, pero también han habido otras lesiones de menor intensidad pero que al sumarse a las bajas ya existentes obligaron al técnico Miguel Ángel Peñas ha hacer encaje de bolillos para confeccionar un equipo con garantías de éxito.

Así, Cris Cifuentes sufrió unas molestias en la rodilla que le apartaron durante un par de jornadas de la disciplina del equipo, lo que llevó a un sobre esfuerzo de otras compañeras como Eli Cesáreo o Ángela Nieto. Precisamente esta última, la extremo salmantina, que ha sufrido serias lesiones de rodilla en temporadas anteriores, ha sido el comodín al que se ha agarrado Peñas para asegurar la zona central de la defensa, y la brava jugadora, incluso con molestias, ha dado el do de pecho en todos y cada uno de los partidos disputados hasta la fecha, demostrando genio, calidad y compromiso con el club, como demuestra su renovación.

Ahora, también la extremo zurda María González Niño, que se estaba convirtiendo en habitual en los planteamientos del técnico vallisoletano, está a la espera de conocer los resultados de las pruebas para conocer el alcance de su lesión de rodilla, lo que deja el extremo derecho con tan solo una inquilina, Ana María Viloria, que afortunadamente se ha mantenido al margen de la plaga de lesiones. Y es que en precisamente la posición de extremo zurdo quedó tocado a principios de temporada con la marcha de Isabel Calderón al BM Castellón.

Otras jugadoras como Lulu o Mónica Gutiérrez han sufrido también leves lesiones o enfermedades que han podido superar sin apenas haber perdido jornadas de competición gracias en buena medida al excelente trabajo de la fisioterapeuta María Teresa Bermejo.

Por fortuna, jugadoras como Teresa, Elena Cuadrado, Bea, Ana Viloria, Melina, Carmen o Bolling están solventando la temporada sin apenas problemas serios que las impidan rendir y jugar cada jornada.

Así pues, el Aula Valladolid, que confiaba plenamente en Huerta del Rey para sacar adelante una segunda vuelta complicadísima donde todos los grandes visitarán el coliseo pucelano, se encuentra con un grave déficit de efectivos.

Este mismo viernes (21:00 horas), el líder en solitario Bera Bera, al que se arrancó un punto en la primera vuelta a domicilio en San Sebastián, rinde visita a un Aula con la baja segura de Eli y la duda de Cecilia y Elena Talavera, María González Niño...

«Ha sido un cúmulo de mala suerte», afirma Jorge López

«Una fascia, una fisura en un dedo, un tabique nasal, un menisco... no son lesiones musculares o de ligamentos, sino un cúmulo de mala suerte», afirma Sergio López, preparador físico del Aula Valladolid, quien explica que «las jugadoras entrenan cinco días por semana, con cuatro sesiones semanales de pesas y también una sesión de ejercicios preventivos, precisamente para intentar evitar sobrecargas y otros problemas musculares y articulares. Además cuidamos los calentamientos previos tanto para entrenar como para la competición e igualmente la recuperación después de los esfuerzos». Con todo, el preparador indica que «precisamente las lesiones han provocado que otras jugadoras hayan tenido que hacer un sobre esfuerzo y eso podría pasar factura, por lo que también intentamos trabajar para paliarlo. Hay una buena planificación y confío plenamente en la plantilla para superar estos pequeños baches en el último tercio de la Liga. Tenemos un estilo de juego con un ritmo muy vivo y las jugadoras están bien preparadas».

«No quiero gente despistada», asegura Peñas

El entrenador del Aula Valladolid está acostumbrado a lidiar con recursos limitados y esta temporada parece estar llegando a los límites. «Las lesiones nos han impedido hacer la temporada que soñábamos. De los dieciocho partidos que llevamos disputados tan solo en dos hemos contado con toda la plantilla, Porriño y Canyamelar, y goleamos», se lamenta Miguel Ángel Peñas, quien además considera que «llega el momento más bonito de la temporada, cuando te juegan muchas cosas, pero también el más complicado por la situación de algunas jugadoras. Somos un equipo vulnerable en cuanto que económicamente nos es muy difícil retener a jugadoras a las que casi llaman a diario ofreciéndoles de todo. Y ese entorno enturbia y despista. Sin duda es el peor momento de la temporada en este sentido. Ypor ello mismo he comunicado a la plantilla que en unos díez días debe quedar resuelto el futuro para evitar más incertidumbres y dedicarnos a ganar partidos», sentenció el técnico vallisoletano.

Sobre el tercio final de temporada, Miguel Ángel Peñas manifiesta su ilusión por recibir en Huerta del Rey a todos los pesos pesados de la Liga. «Creo que, pese a las ausencias y bajas, podemos plantear batalla y exhibir nuestro balonmano. Este viernes viene el líder Bera Bera, al que ya empatamos en su campo. Será un gran partido porque llegan en un momento de juego espectacular».

Peñas, al igual que el preparador físico Jorge López, confía en recuperar a Eli para dar un último arreón a la competición en el mes de mayo y en todo caso incluso vamos a tener que echar mano de la juvenil Paula Rey para completar las convocatorias en algunos partidos».