El Aula se deshace del BM Zuazo y mira ya a los grandes cara a cara

Beatriz Puertas se lamenta de un golpe recibido en el partido ante el BM Zuazo. /Rodrigo Jiménez
Beatriz Puertas se lamenta de un golpe recibido en el partido ante el BM Zuazo. / Rodrigo Jiménez

Las chicas de Miguel Ángel Peñas doblegan a un rival directo y ya miran de tú a tú a Guardés y Bera Bera tras un partido áspero que se resolvió en los segundos finales

Luis Miguel de Pablos
LUIS MIGUEL DE PABLOSValladolid

El de ayer era de esos partidos que trazan una línea divisoria en la clasificación. De los que te permiten soñar si lo sacas con nota, o te condena a un segundo vagón si no pasas el listón. Y el Aula Alimentos de Valladolid lo superó, no sin antes sufrir en carnes propias las heridas de un partido extremadamente duro que supo capear sin efectos colaterales. Acostumbrado a otro estilo de juego y a otro listón, el equipo de Miguel Ángel Peñas supo adaptarse a un rival especialmente correoso y a un partido áspero para hacer valer la profundidad y calidad de su rotación. Un fondo de armario que hoy día le da para desgastar en la primera parte y sacar rédito en la reanudación cuando más pesan las piernas a las teóricas titulares. En ese otro partido, el banquillo vallisoletano goleó al vasco (12-5). En el otro, el BMZuazo se agarró a la calidad de jugadoras como la pivote Ainhoa Hernández y la montenegrina Perazic –afortunadamente infrautilizada para sus intereses– para permanecer en partido prácticamente hasta el último minuto.

25 Aula

Lourdes Guerra (p); Elisabeth Cesáreo (4), Bea Puertas (2), Ángela Nieto (1), Cristina Cifuentes (1), María González (2), y Teresa Álvarez (2) -equipo inicial-, O'Mullony (7, 4p), Gutiérrez Paris (1), Joana Bolling (2), Cossio, Elena Cuadrado (2), y Melina Cozzi (1).

23 BM Zuazo

Laura Muñiz (p); Alba Sánchez (1), Estíbaliz Velasco (2), Ainhoa Hernández (6), Paula Valdivia (6, 4p), Bengoetxea (1), y Perazic (2) -equipo inicial-, Manrique (3), Gil, Rotaetxe, Etxaniz (1), Encina, Erauskin (1), y De Andrés.

Parciales cada cinco minutos
1-4, 3-5, 6-7, 8-9, 9-12, 14-12 (descanso); 16-14, 18-15, 21-17, 22-20, 23-22, y 25-23.
árbitros
Jesús Escudero Santiuste y Jorge Escudero Santiuste. Excluyeron a las locales María González y Cristina Cifuentes (2), y a las visitantes Perazic y Velasco.
incidencias
5ª jornada. Huerta del Rey

Tenía claro el Aula que debía imprimir una marcha más al partido y, aunque saltó a la pista con la 'caraja' (0-3 en los primeros cien segundos), fue poquito a poco construyendo un muro físico difícil de seguir a su rival. Tardó en encontrar rédito, en parte por la frescura de la que hizo gala el cuadro vasco en la primera parte, firme en una defensa 6-0 que hacía poco menos que imposible al Aula conectar con Eli Cesáreo. Hasta el minuto 28, el muro lo levantó el equipo de Joseba Rodríguez que, gracias a su fortaleza atrás y al 3-0 cosechado en dos superioridades, llegó a disfrutar de una máxima renta de tres goles (9-12, minuto 25). El Aula se empeñaba en correr, y el BM Zuazo en jugar posicional para sacar ventaja de un 6-0 rocoso y sin fisuras.

Pero el desgaste jugaba a favor de las locales, que en los cinco últimos minutos de la primera parte supieron darle la vuelta al marcador con un parcial de 5-0 (14-12) para cambiar el signo del partido. Ya no volvería a perder el mando ante un rival que –sin la internacional Amaia Goinzález de Garibay en el extremo por lesión– vio cómo se quedaba también por lesión sin Alba Sánchez.

Al descanso, el equipo vallisoletano había hecho lo más difícil. Por un lado había dado la vuelta al marcador tras un comienzo irregular, pero también se había hecho con el mando y tempo de partido que hasta entonces no había manejado. Los primeros compases de la reanudación vinieron a darle la razón a su insistencia en imponer un ritmo alto, pero además su cambio de sistema ofensivo mejoraron sus prestaciones disparando su ventaja hasta los cinco goles trancurridos los seis primeros minutos (20-15, minuto 41). La argentina Joana Bolling, excesivamente precipitada en los primeros compases, fue la damnificada en esta ocasión.

Su ausencia en pista y un mayor protagonismo para O'Mullony dieron una mayor sensación de superioridad al Aula, quizás no en el marcador pero sí en el juego. Elisabet Cesáreo se sumó, además, a esta inercia y aportó más solidez al 6-0 local. Una vez puesta tierra de por medio, solo era cuestión de controlar la ansiedad para evitar pérdidas innecesarias y mantener a raya a su rival. Pero aquí pecó el Aula. Volvió a las andadas y regaló oxígeno a su rival para que se volviera a meter en partido. En un abrir y cerrar de ojos, y en tres elecciones desacertadas, permitió que el BM Zuazo se situara a un solo gol (21-20, minuto 49).

Un tiempo muerto, sin embargo, devolvió las aguas a su cauce. El regreso a pista de Bolling aportó la frescura suficiente como para apuntarse una inferioridad y abrir de nuevo brecha en el marcador (23-20, minuto 52).

Se entraba en la recta final y el partido, aunque sin vencedor claro todavía, sí parecía jugarse en desnivel. Mientras el Aula jugaba cuesta abajo, mucho más fresco y cómodo en su propuesta de jugar con la quinta marcha, el BM Zuazo jugaba ya al límite y con el gancho puesto, más pendiente de los errores del rival que de la evolución natural de su propio juego.

Además, la ansiedad de que hizo gala el conjunto local durante algunas fases le jugó alguna que otra mala pasada cuando más cerca tenía a su rival (24-22, minuto 56). Con 50 segundos por jugarse y 24-23 en el marcador, un nuevo tiempo muerto de Peñas trazó las pautas para sentenciar la victoria. Un lanzamiento de la zamorana O'Mullony –tres goles en la segunda parte– puso el 25-23 definitivo ante un rival especialmente combativo que vendió cara su derrota.

Con cuatro victorias en cinco jornadas, el Aula se gana el título de noble y ya mira cara a cara al Atlético Guardés o al Bera Bera, los grandes de la Liga Guerreras.

 

Fotos

Vídeos