El Torneo Internacional de Balonmano trastoca los planes del Chocolates Trapa Palencia

Moussa Kone hace una bandeja, en un entrenamiento del Chocolates Trapa Palencia en el Pabellón Mariano Haro en el mes de enero./P.B.
Moussa Kone hace una bandeja, en un entrenamiento del Chocolates Trapa Palencia en el Pabellón Mariano Haro en el mes de enero. / P.B.

El club dispondrá del Pabellón de Deportes hasta el martes, día que viaje a Palma, y utilizará el Mariano Haro a partir del jueves para entrenar

Álvaro Muñoz
ÁLVARO MUÑOZPalencia

El Pabellón Municipal de Deportes intensificará la próxima semana su actividad para albergar, además de los entrenamientos de los equipos de baloncesto, los preparativos del Torneo Internacional de Balonmano femenino, en el que España se medirá a las selecciones de Brasil, Serbia y Suiza. Este campeonato (el masculino colgó el cartel de no hay entradas) obligará a los asiduos de estas instalaciones a mudarse, tal como sucedió a principios de enero con la competición masculina.

De esta forma, el Chocolates Trapa, con dos jornadas ligueras la próxima semana, disfrutará del pabellón municipal los dos primeros días de la semana para viajar el mismo martes a Palma de Mallorca, donde al día siguiente se enfrentará al Iberojet. «El primer partido que jugamos la próxima semana es fuera de casa. Visitamos Mallorca y estamos dos días fuera de Palencia. Eso tiene una lectura positiva porque ha coincidido con la jornada de Mallorca», destacó ayer el presidente del Chocolates Trapa, Gonzalo Ibáñez, quien reconoce que el campeonato internacional de balonmano conlleva pequeños trastornos con los que tienen que convivir. «Es una instalación del Ayuntamiento, que decide hacer una actividad. Nos tenemos que acoplar a esta circunstancia», añadió.

Zona de confort

Estos cambios obligarán al Chocolates Trapa a salir de la zona de confort y trasladarse al Mariano Haro de jueves a sábado, como ya sucedió en enero y gran parte de la temporada pasada cuando el Pabellón Municipal de Deportes estaba en obras. «Todo lo que te saca de la rutina, son distorsiones», afirmó Ibáñez, quien alaba el trabajo conjunto con el Patronato Municipal de Deportes. «Son daños colaterales. No es lo que queremos, pero nos tenemos que acoplar. Se ha buscado, con el Patronato, la menor repercusión posible», destacó el presidente del Palencia Baloncesto.

Y en esa búsqueda por una estabilidad entre todas las partes implicadas, la Federación Española de Balonmano, que instalará una pista sobre el parqué del pabellón, se ha comprometido a desmontar la cancha una vez concluya su campeonato. De esta forma, desde el organismo federativo aseguran que por el encuentro de baloncesto que jugará el Chocolates Trapa el domingo contra el Prat, el torneo internacional se ha adelantado un día y concluirá el sábado a primera hora de la tarde, dejando libre prácticamente toda la tarde por si el Prat solicitase entrenamiento (el club anfitrión está obligado a ceder una hora la pista del encuentro). «Agradecemos que el club de baloncesto de la ciudad entienda la importancia que tiene el Torneo Internacional de Balonmano para Palencia», destacaba el martes en la presentación de la competición internacional el presidente de la Federación Española de Balonmano, Francisco Blázquez.