https://static.elnortedecastilla.es/www/menu/img/degustacastillayleon-desktop.jpg

Alimentos para combatir el calor

Alimentos para combatir el calor

Incluir frutos rojos en la dieta semanal y evitar comida picante ayuda a disminuir la temperatura del cuerpo

Juan J. López
JUAN J. LÓPEZValladolid

Cuando el calor aprieta, una alimentación adecuada y una buena hidratación son claves para ayudar al cuerpo a mantenerse en condiciones, sobre todo en el caso de niños, ancianos y enfermos, que son más vulnerables cuando los mecanismos de termorregulación están alterados.

Cierto es que existen algunos mitos o alimentos y productos en los que todos pensamos cuando pensamos en refrescarnos, por ejemplos bebidas con hielo o helados. La temperatura corporal baja rápidamente, pero el organismo enseguida contrarresta este efecto aumentándola de nuevo, de manera que la sensación de frescor dura muy poco.

Sin embargo, existen otros alimentos que habría que incluir en nuestra dieta estos días de calor, ante la llegada de la primera ola de calor a la Península Ibérica.

Un clásico de la hidratación, dado que su contenido de agua supera el 93% de su peso, es la sandía. Una fruta barata y accesible en todos los lugares. Esto implica que con una buena consumo de este alimento podremos llegar a las recomendaciones de ingesta de líquidos: 2,5 litros de agua al día.

Además, la sandía es un producto ideal para este verano por su bajo aporte calórico (100 gramos de sandía solo contienen 20 kilocalorías).

Moras y frambuesas

Los frutos rojos y las bayas son ricos en antocianinas, unos pigmentos solubles que les dan sus característicos tonos púrpuras y encarnados.

Esos compuestos tienen un importante efecto antiinflamatorio y disminuyen la presión arterial y facilitan la vasodilatación, con lo que ayudan al cuerpo a bajar su temperatura a través de la circulación: se redistribuye el flujo sanguíneo hacia los tejidos externos (piel y órganos del aparato respiratorio), lo cual permite eliminar el exceso de calor por conducción y convección, explican los expertos y nutricionistas.

Además, las antocianinas mejoran el metabolismo y reducen el estrés oxidativo de las células, relacionado con la producción interna de calor.

De ahí que la inclusión en la dieta de frutos rojos, como las moras o frambuesas, pueden ser una de las opciones más saludables para combatir el calor.

Otra solución casera y muy fácil es evitar las recetas con alimentos picantes o especias. Tienen la virtud estos ingredientes de aumentar el calor interno del organismo y provocar la secreción abundante de sudor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos