La Seminci bucea en la profundidad de la incoherencia

Las historias de un policía corrupto en El Cairo, una reunión de amigos en Londres y una mujer que lo deja todo de forma inesperada centran la jornada del domingo de la Sección Oficial de la Seminci

Liliana Martínez Colodrón
LILIANA MARTÍNEZ COLODRÓNValladolid

«La vida es esencialmente incoherente»,escribió una vez Alessandro Baricco. Tan contradictoria como el policía corrupto que se juega la vida por descubrir el asesinato de una joven cantante; tan incongruente como la fiesta de amigos que termina en una batalla campal de sentimientos; tan desconcertante como la madre de familia que abandona todo sin mirar atrás.

La jornada del domingo de la Seminci ahonda hoy en esa incoherencia, en unos personajes cuyas vidas van más allá de lo evidente, de lo que se ve a primera vista, de esos rasgos de intimidad que cada cual atesora y protege con celo para salvaguardarlos de la hostil realidad.

Contenidos relacionados

Cómo puede sino entenderse ese afán del corrupto agente Noredin Mustafa por desvelar la verdad tras el crimen de una cantante en una habitación de un hotel poniendo en juego su vida y su futuro. El realizador sueco Tarik Saleh utiliza en 'The Nile Hilton Incident' un crimen real (el de la cantante libanesa Suzanne Tamim en 2009) para construir esta historia de policías corruptos, administraciones viciadas y empresarios deshonestos. El contexto también es auténtico: las protestas de los manifestantes en El Cairo en 2011 que terminaron con el derrocamiento del presidente Hosni Mubarak.

Si en 'The Nile Hilton Incident' el director recrea con profusión de exteriores la descomposición urbanística de las supuestas calles de El Cairo (aunque en realidad se rodó en la marroquí Casablanca), la segunda película de la jornada en la Sección Oficial de la Seminci constriñe con maestría en unos pocos metros cuadrados de una casa londinense los 71 minutos de metraje de una fiesta con final trágico.'The party' no solo cuenta con esa estética de escenario de teatro, sus imágenes en blanco y negro permiten, según apuntó la propia directora Sally Potter tras la proyección, «rellenar el espacio con colores emocionales».

Siete actores (Kristin Scott Thomas, Timothy Spall, Cillian Murphy, Bruno Ganz, Cherry Jones, Patricia Clarkson y Emily Mortimer -estas dos últimas participan en 'La librería', de Isabel Coixet, que también opta a la Espiga) sostienen una trama mordaz e inteligente. Una pequeña fiesta de amigos para celebrar que Janet (Kristin Scott Thomas), la esposa de Bill (Timothy Spall), ha sido nombrada secretaria del Ministerio de Sanidad, hará aflorar sentimientos ocultos, celos y suspicacias. Y todo ello aderezado con pinceladas políticas de la situación actual en Inglaterra.«Quería buscar una forma astuta de introducir la risa dentro de una de las crisis más profundas», comentó Potter, que definió su film como «una comedia que envuelve una tragedia».

La búsqueda de la libertad por parte de una mujer que rompe con todo cierra esta jornada de d con 'Freiheit', una película alemana-eslovaca dirigida por Jan Speckenbach. «Nos entusiasmó esa búsqueda de la libertad personal a costa de pagar un precio propio o ajeno», explicaron Jamila Wenske y Sol Bondy en la presentación de la película, «nos fascinó el hecho de que fuera una mujer la que decide romper con todo, dejar a sus hijos. Esto no es algo muy común».

Ni común, ni coherente, como la propia vida.

 

Fotos

Vídeos