Emma Suárez y Luis Tosar: «Queremos trabajar juntos»

Emma Suárez y Luis Tosar se fotografían en la alfombra verde, tras su llegada al Teatro Calderón / Gabriel Villamil

Los dos actores no pudieron (ni quisieron) contener las lágrimas y se dejaron querer en la entrega de las Espigas de Honor de la Seminci

SONIA QUINTANA y LILIANA MARTÍNEZ COLODRÓN

Si la gala terminó con lágrimas, la alfombra comenzó con risas, muchas risas. Desde que Emma Suárez se bajó del coche no dejó de sonreir en ningún momento y hasta bromeó con Luis Tosar y su vestido de espigas bordadas.

Contenidos relacionados

Divertido, cercanos y muy simpáticos. Así se mostraron a su llegada a la alfombra los dos actorazos españoles que ayer recogían la Espiga de Honor de la Seminci.

Junto a los homenajeados desfilaron por la alfombra verde las actrices Nausicaa Bonnin (‘Servir y proteger’) y María Luisa Mayol (pareja de Tosar); el actor Eduardo Casanova (conocido gracias a su papel de Fidel en ‘Aída’) y los cineastas Isaki Lacuesta, Jaime Chávarri, Jaume Balagueró y Daniel Monzón. Una alfombra discreta en galas pero llena de talento de cine patrio. El negro fue el color elegido por la mayoría de los invitados, desde Luis Tosar a Isaki Lacuesta, pasando por una guapísima Nausicaa Bonin.

El amor, en el aire

Como quedó patente en la ‘alfombra verde’, no solo el cine estaba en el aire, también el cariño, el compañerismo y, sobre todo, mucho amor, y del bueno. La Gala del Cine Español, que se celebró en el Teatro Calderón, demostró que los dos homenajeados (Emma Suárez y Luis Tosar, que recogieron sus Espigas de Honor), no solo son dos incuestionables profesionales; sino que además ha sabido rodearse de amigos que les quieren y aprecian de verdad.

«Luis Tosar es uno de los mejores actores, y no solo de España, sino de Europa y del mundo» Daniel Monzón, director

A través de un vídeo, Goya Toledo alabó la «capacidad hiptótica» de Tosar por dar vida a los mejores personajes del cine español; y María Valverde (perdimos la cuenta en el quinto ‘te quiero’), aseguró adorarle por su luz: «Te me quedaste clavado en el corazón desde el primer momento que trabajé contigo».

Ya sobre el escenario, la productora y miembro del jurado Emma Lustres fue la primera en sollozar al recordar que el actor gallego «es para mí como un hermano. Por suerte, esta profesión nos hace conocer a gente maravillosa». Un hermano, un amigo, como le citó el director Jaume Balagueró, con el que trabajó en ‘Mientras dormías’: «Es muy fácil alcanzar la amistad con él». A lo que el realizador Daniel Monzón (‘Celda 211’) añadió: «Es uno de los mejores actores, y no solo de España, sino de Europa y del mundo. Además, es infalible. En el rodaje te das cuenta de lo bueno que es, pero cuando montas la película… ahí es cuando ves que es impresionante, que su capacidad de transformación es asombrosa».

«Que nos crucen, no como perros, sino como actores, y que salga de ahí una raza bien bonita». Luis Tosar

Y cuando Luis Tosar (53 películas, cuatro obras de teatro, tres goyas, tres premios de la Unión de Actores, y ahora Espiga de Honor de la Seminci), luchaba mirándose los pies por contener la emoción, su pareja, la actriz chilena María Luisa Mayol, le dio la puntilla. El galardonado no pudo evitar emocionarse cuando ella les habló de su hijo común: «León es listo, eligió al mejor padre del mundo», y añadió «eres nuestro actor favorito». Un empujón hacia el arrebatamiento imposible de apechugar tras escuchar a Mayol elogios como «qué maravilla de actor», y «admiro tu bondad y humildad, siempre preocupado por tus compañeros». La chilena le remató con un «te quiero» al que siguió un «gracias por tu inspiración».

Y por mucho aplomo que se gaste el de Cospeito, ya con la Espiga de Honor en la mano, dejó libres las emociones y, con humildad, agradeció el premio: «Hoy estamos aquí porque amamos el cine, una de las pocas cosas buenas, bonitas y constructivas que quedan en el mundo. Espero atesorar este recuerdo para siempre».

Sobre estas líneas, Emma Suárez con su Espiga junto a los directores Jaime Chávarru e Isaki Lacuesta. A la izquierda, Tosar alza su galardón junto a María Luisa Mayol, Emma Lustres, Jaume Balagueró y Daniel Monzón. A la derecha, el gallego se cubre la cara emocionado. / Gabriel Villamil

Luis Tosar aprovechó para recordar «que solo he trabajado con Emma en dos ocasiones» y reivindicó más películas juntos: «Que nos crucen, no como perros, sino como actores, y que salga de ahí una raza bien bonita».

«Hasta que no conocí a Emma no supe lo que era el instinto» Jaime Chávarri, director

Precisamente, uno de los directores que ya en 1999 (en ‘Besos para todos’) intentaron ese ‘cruce’ fue Jaime Chávarri. «He aprendido en esta profesión que el instinto es algo irracional. Hasta que no conocí a Emma no me di cuenta de la importancia del instinto». Y añadió: «Me enseñó el valor de la amistad y de la bondad. Es un privilegio entregarle este premio».

Un instinto que también subrayó el realizador Isaki Lacuesta, con el que trabajó en ´La próxima piel’. «Ella consigue lo que estás pensando, lo que crees que es imposible. Y luego la ves, y lo ha hecho a la perfección».

«Dedico este premio a las mujeres que luchan cada día» emma suárez

Y con la sonrisa que inmortalizó a la impulsiva e inteligente Diana de ‘El perro del hortelano’, Emma Suárez (49 películas, nueve series de televisión, trece obras de teatro y tres premios Goya), dedicó la Espiga de Honor «a todas las mujeres que luchan cada día». Recordó a los directores que han trabajado con ella, como los dos presentes, y a actores como Paco Rabal o Emilio Gutiérrez Caba. «Todos ellos me enseñaron humildad y que este oficio es vivir. Por ello a veces hay que sentarse en una terraza y observar». Y agradeció el premio a Valladolid tras una pausa, sobrevenida por la emoción contenida, que siguió a un entrecortado «amo esta profesión más de lo que hubiera imaginado». Y el cine, también la ama a ella.

 

Fotos

Vídeos