Óscar Puente urge desde la Casa de Cervantes a potenciar el libro como «artículo de primera necesidad»

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, durante el discurso que ofreció en el jardín de la Casa de Cervantes. /Alberto Mingueza
El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, durante el discurso que ofreció en el jardín de la Casa de Cervantes. / Alberto Mingueza

El dramaturgo vallisoletano José Luis Alonso de Santos será nombrado Letraherido del Año en una velada cultural el 22 de junio

Jesús Bombín
JESÚS BOMBÍNValladolid

Con un grupo de agentes de la Policía Municipal vestidos de gala y la Corporación local casi al completo la Casa de Cervantes ha acogido el acto oficial de homenaje a Miguel de Cervantes en el aniversario de su fallecimiento, en una ceremonia en la que el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, urgió a «defender, proteger y potenciar el libro como artículo de primera necesidad para la ciudadanía».

Puente señaló que «es siempre sobrecogedor pensar que Miguel de Cervantes pudo aprender a leer y a escribir en Valladolid, cuando vivió en la villa de niño... Y es igualmente sobrecogedor pensar que los vallisoletanos bien pudieron disfrutar de la lectura de unos primeros ejemplares de 'El Quijote' meses antesde su distribución general en 1605».

En su discurso, el regidor ensalzó las actividades literarias promovidas dentro del programa 'Valladolid letraherido', coordinadas por el profesor y poeta Pedro Ojeda y orientadas a unificar a través de la Casa de Zorrilla presentaciones de libros, recitales poéticos y conferencias vinculadas al ámbito de las letras locales. En este sentido, anunció que uno de los momentos culminantes de esta apuesta cultural tendrá lugar el 22 de junio con el nombramiento de Letraherido del Año en un acto que se celebrará en la plaza de la Fuente de la Fama del Campo Grande.

En esa velada se coronará como Letraherido del Año «a semejanza de la coronación de José Zorrilla como poeta nacional el 22 de junio de 1889 en la Alhambra de Granada hace exactamente 130 años, a un vallisoletano vinculado al mundo de las letras cuyo talento y virtuosismo sea admirado y reconocido de forma general por la comunidad letraherida global», anunció el alcalde. El personaje elegido para la ocasión es el dramaturgo José Luis Alonso de Santos (Valladolid, 1942), autor de títulos como 'Bajarse al moro', 'Diez euros la copa' o 'La semana cultural' entre el más de medio centenar que tiene publicados.

Por su parte, la directora de la Casa de Cervantes y el Museo Nacional de Escultura, María Bolaños, hiló un discurso en torno al rito anual de reunirse ante el jardín de la vivienda en la que se alojó el escritor entre 1604 y 1606 con el propósito «de celebrar la importancia de los libros ante esa puerta de la mejor literatura de esta casa en la que Cervantes pasó las vísperas de espera para tener en sus manos la novela que no sabía que sería la más admirada del mundo».

Advirtió también María Bolaños que los museos «no son un cuartel del patrimonio», sino que deben reinventarse, y cuyas aspiraciones cifró en «arriesgarse, buscar nuevos públicos y jugársela luchando contra los tópicos». También recordó en su discurso a la poeta uruguaya Ida Vitale, que el pasado 23 de abril recogió el Premio Cervantes en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henare,s y a través de cuya biografía estableció paralelismos con la vida de Cervantes.

El acto concluyó con la lectura del capítulo XI de 'El Quijote' titulado 'De lo que le sucedió a don Quijote con unos cabreros', a cargo de Germán Vega, catedrático de Litratura de la Universidad de Valladolid y codirector del festival de teatro Olmedo Clásico.