La OSCyL, en el retiro sinfónico del sultán

El sultán de Omán, junto al rey Juan Carlos en 2014. /Efe
El sultán de Omán, junto al rey Juan Carlos en 2014. / Efe

Qaboos, el dirigente melómano de Omán, construyó una ópera en Mascate para escuchar el gran repertorio que en diciembre será interpretado por la Orquesta de Castilla y León

Victoria M. Niño
VICTORIA M. NIÑOValladolid

'Los favoritos del sultán' es el primer cuento con el que Sherezade burla la muerte gracias a su seductora narración. Entre las arenas del desierto persa y las aguas del océano Índico está Omán, cuyo sultán, Qabus bin Said al Said también conocido como Qaboos, cuenta entre sus favoritos a los compositores románticos rusos, aunque si tuviera que elegir entre todo el repertorio clásico se quedaría con la 'Pastoral' de Beethoven. El jefe de gobierno más longevo en el cargo de Oriente Medio es un melómano para quien tocará la Orquesta Sinfónica de Castilla y León el próximo mes de diciembre. Y lo hará en la Royal Opera House de Mascate, levantada por el sultán y que fue inaugurada con un 'Turandot' encarnado por Plácido Domingo.

Más información

Qaboos dirige un país de pasado milenario y de casi cuatro millones y medio de habitantes tras tomar las riendas en 1970, derrocando a su padre. Formado en la academia militar de Sandhurst, Gran Bretaña, pronto eligió los libros y la música como compañía. Hizo de las bandas castrenses una seña de identidad del Ejército Omaní, a las que sumó la gaita, en recuerdo de su paso por un regimiento escocés. Metales en los cuarteles y laúdes en su palacio. El laúd árabe, instrumento de larga historia luego exportado a toda Europa a través de España, preside su colección de instrumentos. Pero aún le faltaba el sonido sinfónico, ese que conoció en Europa. Para ello fundó la Orquesta Sinfónica Real de Omán y levantó el citado auditorio de Mascate, con mármoles italianos y maderas birmanas. De Domingo a Jonas Kaufmann, de la Orquesta Sinfónica de Bilbao a la de Castilla y León, el escenario omaní entra en las agendas internacionales. Divorciado y sin descendencia, Qaboos descansa de la política en su palco real.

Reconocido como un amigo de Occidente, un hombre de poder absoluto que, sin embargo, hace amagos de acercamiento a medidas democráticas como el voto universal, las omaníes pueden votar. Para Estados Unidos Omán es un enclave estratégico para frenar el terrorismo islámico. Para Europa, Qaboos es un mandatario árabe moderado, humanista, que prefiere la paz. España le nombró Caballero del Collar de la Orden de Isabel la Católica, que depende del Ministerio de Asuntos Exteriores, como reconocimiento de su amistad en 1985. Quien hizo tejer la alfombra más grande del mundo para inaugurar una mezquita en 2011 es un hombre de ojos grandes, cuerpo enjuto y salud delicada que escuchará a la OSCyL en ese eterno cometido de seducir al oyente, como Sherezade.