Mecano debe una gira

Los componentes del ex grupo de música Mecano, José María Cano (d), Nacho Cano (i) y la cantante Ana Torroja (c)./Archivo
Los componentes del ex grupo de música Mecano, José María Cano (d), Nacho Cano (i) y la cantante Ana Torroja (c). / Archivo

Javier Adrados reivindica el legado del trío madrileño que todavía mantiene «grandes diferencias», en un disco homenaje y una biografía

Daniel Roldán
DANIEL ROLDÁNMadrid

La vida de Mecano y la de Javier Adrados (Moradillo de Roa, Burgos, 1970) van de la mano. El trío madrileño no lo hizo aposta, sino con las canciones que aquel niño y después joven burgalés iba escuchando en su pueblo. «Cualquier cosa importante de mi vida está guardada junto a algo del grupo», confiesa. Un disco con un papel en el que el hoy periodista musical escribía lo que había pasado ese día. «Es como si fuera un particular diario», reconoce. Una bitácora de alegrías, tristezas y novedades trazada a lo largo de las décadas y que le ha servido para publicar en menos de una semana un disco de homenaje ('Descanso dominical', Warner) y una biografía con el nombre del trío madrileño y editada por Plaza & Janés.

Dos trabajos muy distintos y de diferente complejidad. El disco fue un empeño personal de Adrados, que veía que pasaban los años y no entendía cómo era posible que nadie homenajeara a uno de los trabajos musicales más importantes del pop español. Porque sí hubo, hace casi tres lustros, un doble CD con versiones de las canciones más conocidas del grupo madrileño, pero ninguno de «nuestro 'Álbum Blanco'». «Cuando 'Descanso dominical' se publica en España (24 de mayo de 1988), se demuestra que Mecano tiene un público mucho más amplio del que se imaginaba. Vendió 1,5 millones de copias en España. Ningún grupo se le acerca. Solo Alejandro Sanz lo superó (con 'Corazón partío'), pero es solista», explica el periodista burgalés.

«Se convirtieron en un grupo para toda la familia, sin que la familia se diera cuenta», añade Adrados. Mecano logró que todo el mundo escuchara sus canciones, destaca, pasando de homenajes a Salvador Dalí o Laika a temas sobre «amor lésbico» como 'Mujer contra mujer'. «Y daba igual. Nunca se cortaron un pelo y fue su gran acierto como grupo», asegura Adrados, que se ríe cuando recuerda que a todos los grupos les contactó a través de llamadas y mensajes. «Son todos los que me apetecía. Les decía cuál era el proyecto y qué canción del disco quería que interpretaran. Y se apuntaron», comenta risueño. Elefantes, Love Of Lesbian, Mäbu, Aleks Syntek, Conchita, Miss Caffeina, Shinova o Nancys Rubias son algunos de las catorce bandas que recrean, con su particular estilo, a los hermano Cano y Ana Torroja.

Mecano no supo nada del proyecto hasta que se grabó. Tampoco del libro. «Aunque hablo de la vida de otras personas, es como si hablara de mi vida», aclara Adrados, que repasa en el libro todos los aspectos de la banda. Como ese 11 de junio de 1982 en el que se dio por muerta a Ana Torroja tras sufrir un accidente de tráfico. Las coronas llegaban a casa de sus padres mientras ella tenía que jurar y perjurar de que no había fallecido. Le costó varias horas convencer de que era ella.

«Fueron unos artistas con mucha personalidad a los que se les negó el pan en la Movida madrileña», dice Adrados de Mecano. Esa personalidad se nota en el punto más fuerte del grupo: «No se casaron con nadie. Hicieron siempre lo que quisieron». Una actitud llevada hasta sus últimas consecuencias al poner punto y final como grupo en el momento en el que lo hicieron. El 14 de junio de 1991 salía a la venta 'Aidalia', del que vendieron cerca de 900.000 copias. Durante más de un año realizaron una accidentada gira que terminó el 29 de septiembre de 1992 en Valladolid. Sería su último concierto juntos. Mecano decide tomarse un descanso de tres años que se convierten en seis y termina con la publicación de 'Ana/José/Nacho', un disco de grandes éxitos y siete canciones nuevas. Pero la separación era un hecho y lo verbalizó José María Cano en la entrega de los Premios Amigo: dejaba la banda. «Fue su mayor error. Dejarlo como lo dejaron después de 'Aidalai'», explica Adrados.

Como buen fan, suspira por el regreso de su idolatrada banda. «Mecano debe una gira», afirma irónico, Pero sabe que es muy complicado porque aún «hay grandes diferencias entre ellos». Una tentativa de vuelta se produjo en 2011. El BBVA apareció como principal patrocinador para una gira «de unos quince conciertos» en España y América. La idea era hacer algo similar a lo años antes hicieron Héroes del Silencio. Pero la cosa no cuajó. «Estuvo más lejos de lo que la gente cree», señala Adrados, que supo de un segundo intento un año después. «Tienen todo a favor para juntarse, pero no lo hacen. Y eso también demuestra su grandeza: no van a volver por volver», dice. Aunque los fans vieron una rendijita de luz hace unas semanas: José María Cano dijo que le agradaba el cariño que Ana Torroja tenía a su época juntos.