Un robo de dos días para arrancar un pórtico en Soria

Estado actual de la iglesia de La Mercadera, en Rioseco de Soria, tras el robo cometido/El Norte
Estado actual de la iglesia de La Mercadera, en Rioseco de Soria, tras el robo cometido / El Norte

Desaparece la entrada del siglo XI de la iglesia de La Mercadera, término de Rioseco de Soria y una de las más antiguas de la región

EL NORTE

Término de Rioseco de Soria, La Mercadera es uno de esos espacios despoblados que desde hace tiempo han pasado a formar parte de la agenda política de preocupaciones, que no de prioridades. Y desde hace un tiempo también, su patrimonio ha entrado a formar parte del más absoluto de los abandonos. No es nuevo por desgracia que su iglesia haya sido asaltada por una banda de ladrones, pero sí que hayan arrancado de cuajo el pórtico del siglo XI y que para ello hayan necesitado de dos días. Uno para tantear y llevarse algunas de las piedras menos pesadas y una segunda visita para, ya con el instrumental necesario, cargar con las más grandes y la cruz de la espadaña. Los lamentos de Juan José Sevillano, alcalde de Rioseco de Soria, municipio de apenas 124 habitantes, se escuchan todavía hoy. Confía el regidor en que las investigaciones de la Guardia Civil lleguen a buen puerto, aunque hay cierto temor en que la propagación de la noticia provoque el efecto contrario e incite a más robos en los pueblos limítrofes. De momento, la denuncia quedó registrada en el cuartel de la Guardia Civil de Almazán y los agentes ya rastrean la zona en busca de alguna pista que les pueda ayudar en su investigación. Nadie vio nada y no se sospecha de nadie.

Las primeras indagaciones apuntan, de hecho, a que los ladrones accedieron en la segunda de sus visitas con una pluma para acceder y cargar el peso de las piezas más pesadas con mayor facilidad. En este sentido se considera que volver a la zona con la maquinaria pertinente responde al perfil del robo por encargo tan habitual cuando se trata de sustraer patrimonio. Además de arrancar de cuajo el pórtico y llevarse la cruz de la espadaña y varias piedras, los ladrones también se apropiaron de los dinteles de una de las ventanas exteriores, según publica el portal El Confidencial.

En caso de que se confirmara este extremo, las piezas habrían ido a parar al mercado negro, por lo que la dificultad que entrañaría dar con su paradero sería aún mayor.

A la izquierda, imagen original del pórtico. A la derecha, estado actual.
A la izquierda, imagen original del pórtico. A la derecha, estado actual. / El Confidencial

La ermita de La Mercadera está situada sobre un cerro en el término de Rioseco de Soria, a unos veinte kilómetros de El Burgo de Osma, abandonada como tantas otras en la comarca y en el resto de Castilla y León. De hecho, ya desde hacía tiempo preocupaba a los vecinos de la zona su mal estado de conservación que llegó a provocar el derrumbe de parte del techo.

El estado de abandono que sufre la iglesia de La Mercadera, desgraciadamente, no es un caso excepcional ni en la comarca ni en la región, por lo que se teme, tratándose como se trata de una banda organizada y preparada con la maquinaria necesaria, que el expolio pueda repetirse en cualquier momento y en cualquier otra ermita de Castilla y León. El patrimonio está en peligro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos