Las oposiciones de secundaria refrescarán las listas de interinos en Castilla y León

Varios aspirantes se concentran en los pasillos del instituto Pinar de la Rubia antes de comenzar el examen de oposicon a profesor de secundaria en 2015./Gabriel Villamil
Varios aspirantes se concentran en los pasillos del instituto Pinar de la Rubia antes de comenzar el examen de oposicon a profesor de secundaria en 2015. / Gabriel Villamil

Educación entiende que el problema de no cubrir las vacantes no tiene que ver tanto con el número de profesionales como con que a veces se rechazan las plazas

PAULA VELASCO

Castilla y León presenta una tasa de interinidad en secundaria del 24%, una cifra que dobla a la de plazas cubiertas por interinos en los colegios en primaria, con un 12%.

En la comunidad es preciso presentarse a la oposición para poder pasar a formar parte de las listas de interinos. El hecho de que desde el año 2015 no se convocan oposiciones ha provocado que estas listas de interinos de Castilla y León se encuentren en muchas ocasiones vacías o con tan solo dos nombres en reserva para cubrir las posibles bajas en los centros escolares.

Más información

El curso pasado «se abrió un proceso de rebaremación extraordinario mediante el que se pudieron incorporar interinos sin cumplir el requisito de presentarse a la oposición, pero este año ya se vuelve a exigir a todos los interinos que se presenten a oposición para entrar o para mantenerse en listas», explica Isabel Madruga, presidente del sector Educación del CSIF de Castilla y León. «Este curso llevamos meses avisando a la Consejería de que en alguna especialidad no había gente, pero, en vez de abrir listas extraordinarias, han preferido esperar a que hubiera oposición para que se cumpliera el requisito y se reformularan de nuevo las listas».

Por su parte, desde la consejería de Educación de la Junta de Castilla y León aseguran que «no se han querido abrir listas de interinos porque este mes de junio se celebra el proceso más amplio de oposiciones en cuanto a especialidades, con catorce mil aspirantes», en el que saldrán no solo plazas para asignaturas de Secundaria, sino para los llamados Otros Cuerpos, como Formación Profesional.

Pero el problema a la hora de cubrir los puestos de trabajo en los centros no depende solo de la cantidad de nombres que haya en las listas de interinos, ya que en ocasiones estas listas pueden incluir miles, «pero podría darse el caso de que lo rechacen los quinientos primeros», aseguran las mismas fuentes. «El tema de las sustituciones es un problema para la Administración, porque no ofrecemos lo que queremos, sino lo que surge». Puede haber bajas de cuatro horas semanales en un pueblo de la región, que al interino no le compense económicamente cubrir, ponen como ejemplo. O incuso interinos que ya se encuentran trabajando en ese momento, a la hora de recibir la llamada de la Administración, lo que da como resultado multitud de plazas rechazadas, que nada tienen que ver con la cantidad de personas en listas de interinos.

Asignaturas como Lengua Castellana y Literatura o Matemáticas, «de mayor carga horaria», suelen ser las que «tienen mayor movimiento» de interinos, explica Madruga. De hecho, tan solo cuatro personas se encuentran actualmente en este listado, el doble que en Física y Química, que cuenta con un candidato, o Francés, con otro. Algunas listas, incluso, se encuentran vacías actualmente, como es el caso de asignaturas como Griego o Filosofía.

En algunas ocasiones se ha llamado a profesores de otras especialidades para cubrir asignaturas afines, ya que pueden optar a ello. Es el caso de especialistas en Geografía e Historia, que imparten la asignatura de Lengua y Literatura, o profesores de Física y Química, que pueden impartir Matemáticas. En otros casos, las ausencias en los centros se cubren con el propio profesorado existente.

«Los centros no pueden cubrir directamente las bajas, solo pueden esperar a que la Consejería de Educación asigne esa sustitución o vacante a un interino que se incorpore cuanto antes al centro. Mientras tanto, la única solución es que se sustituya al docente que falta por parte del resto del profesorado del centro, en horas de guardia. En centros pequeños donde no hay mucho profesorado y en centros rurales pequeños, el equipo directivo se carga con buena parte de estas sustituciones».

Este año se han convocado oposiciones para Secundaria y Otros Cuerpos, cuyo primer examen tendrá lugar el próximo 23 de junio en la mayor parte de comunidades españolas. Un hecho que se espera refresque no solo las listas de interinos, sino que reduzca la tasa de interinidad en los colegios desde el 24% actual hasta al menos el 8%

 

Fotos

Vídeos