Las chanzas sobre Trump le dan el premio de coplas a la comparsa La Semifusa

La alcaldesa entrega el premio a la comparsa mejor vestida, Pasitos./
La alcaldesa entrega el premio a la comparsa mejor vestida, Pasitos.

La carpa instalada en la Plaza Mayor permitió la entrega de los regalos a los ganadores de los concursos y la final de los cánticos

M. A. L.Segovia

Terminó el carnaval en Segovia con un Domingo de Piñata deslucido por el día gris y la lluvia, aunque fueron muy visibles, por sus uniformes blancos del ejército de La guerra de las galaxias, los componentes de Pasitos, y también los de la comparsa Para que Tú lo Bailes con sus trajes de aves exóticas de vivos colores. Estos se alzaron con el premio a la comparsa más divertida del carnaval segoviano, pero el de la mejor vestida fue para los primeros. Los festejos de las carnes tolendas han vuelto a mostrar estas dos semanas el derroche de imaginación de estos grupos para elegir y confeccionar sus trajes, y para componer las coplas con las que el objeto de las críticas mayoritarias ha sido el nuevo presidente norteamericano, Donald Trump, aunque también se ha llevado su parte el Ayuntamiento por las obras de la avenida de la Constitución y sus hundimientos.

Fue la copla de La Semifusa, sin embargo, la que se llevó el trofeo de cerámica que acredita su primer puesto (entre tres solo este año, pues a la final llegaron solo, Vacceos y El Tudel) en el concurso de cántico de coplas. Con sus disfraces del bosque encantado, cantaron en recuerdo de Pepe Diviú y con la música de Amigos para siempre al «cabeza cuadrada» que «se sienta en el despacho oval». La entrega de premios la presidió la alcaldesa, Clara Luquero, que entregó todos los premios (primero los de los concursos infantiles porque el tiempo era desapacible y para que no se cansaran) con la ayuda de concejales de su equipo y del grupo del Partido Popular.

Y fueron muchos premios para los numerosos participantes en las diferentes categorías de disfraces infantiles, individuales y de grupos, comparsas escolares o no escolares (en esta ganó el grupo del Ayuntamiento de Encinillas, con muchos niños disfrazados de útiles de costura) y en el concurso infantil de dibujo, en el que tuvieron su recompensa 27 pequeños en todas las secciones, desde tres años hasta doce.

La lluvia, intermitente toda la mañana, motivó que los técnicos de la Concejalía de Cultura instalaran una carpa doble en el escenario situado delante de la fachada del Ayuntamiento, y aunque no llegó a caer con intensidad la protección vino muy bien para la entrega de las recompensas por el esfuerzo de estos días. No llegó a lucir el sol, pero en el mediodía gris y con bastante gente en la plaza lucieron los coloridos trajes de carnaval.

Ingenio derrochan no solo las comparsas oficiales, también muchos padres para confeccionar los trajes de sus hijos, que quizá serán el relevo de quienes hoy desfilan varios días en dos semanas y preparan sus disfraces y sus coplas durante todo el año. Las comparsas segovianas son pocas. De las que renovaron el carnaval en los 80 quedan Semifusa, Vacceos y El Tudel, pero siguen siendo el alma de esta fiesta que ahora tiene seis grupos oficiales, muchos menos de los 17 de hace veinte años. Como se preguntaba alguien ayer en el soportal de la Plaza Mayor, ¿qué pasará cuando se retiren estos?

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos