Acuerdo en la planta de Ávila de Nissan para la aplicación del ERTE

Último camión Nissan /Archivo
Último camión Nissan / Archivo

Entre las medidas acordadas se incluye la garantía del 100% del salario durante la duración del ERTE, entre octubre de 2019 y diciembre de 2023, así como una compensación económica de 1.100 euros

Paula Velasco
PAULA VELASCOÁvila

La Dirección de Nissan en Ávila y el comité de empresa de dicha fábrica en Ávila han finalizado la negociación del Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), que según ha informado la multinacional en nota de prensa acompañarán «a la transformación de la planta en un centro de recambios para la Alianza».

Este ERTE se aplicará entre octubre de 2019 y diciembre de 2023. A las condiciones previamente pactadas por el comité, del «100% del salario y para toda la plantilla», según ha recordado Felipe González, presidente del comité de empresa, a este medio, hay que añadir «nuevas cláusulas».

La primera se daría en el caso de que la empresa no pudiera «cumplir con el empleo comprometido», por lo que se ha acordado que la compañía abrirá un marco de negociación con la representación de los trabajadores, priorizando planes de prejubilación y bajas voluntarias incentivadas.

Por otra parte, también se ha acordado «la garantía de desempleo» en caso de despido a partir de enero de 2024, ha explicado González, y también una compensación económica de 1.100 euros por trabajador, que se abonará en dos pagos de 550 euros, uno en octubre de 2019 y otro en abril de 2020.

Según el presidente del comité, se encuentran «satisfechos, es un alivio y pensamos que con esta situación se ha minimizado al mínimo el perjuicio que pudiera tener el trabajador». Además, ha añadido que esperan que «no se lleguen a cumplir las últimas cláusulas, porque eso significaría que se genera empleo suficiente y se mantienen los compromisos».