Fontaneda se desvanece

El derribo de la antigua fábrica llega a su fachada principal

NURIA ESTALAYOAGUILAR DE CAMPOO
Las máquinas trabajan en el derribo. / Nuria Estalayo/
Las máquinas trabajan en el derribo. / Nuria Estalayo

Parece que la demolición de la antigua fábrica de Fontaneda comenzó pausadamente, pero en los últimos días el cambio ha sido espectacular. El desmantelamiento en su interior pasaba más desapercibido, pero desde el mes de marzo cada día impresiona más a transeúntes y conductores pasar por las inmediaciones y ver cómo paso a paso se muestra el lugar más desolado. Una de las naves ya ha caído al completo y la fachada principal ha comenzado su derrumbe este viernes. Ya por la mañana, uno de los letreros del Grupo Siro, propietario del solar, había visto desvanecerse, quedando metro a metro cada vez más escombros y menos muro.

Desde que el Grupo Siro recibió la licencia de derribo el pasado septiembre, cuenta con 25 meses para llevarlo a cabo, con la posibilidad, si lo desea, de prologar este periodo. Sin embargo, al paso que van las obras, no parece que vaya a ser necesario. Cuando finalice la demolición y el solar esté debidamente acondicionado, se procederá a su vallado.

Y dado el lugar en el que se encuentra, cercano a parte de la muralla, el castillo, y la ermita románica de Santa Cecilia, el material que se usará para el cerramiento irá acorde con el entorno, según marcan las normas de Patrimonio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos