«Siempre fue una persona afable, amable y comprometida con Tábara»

  • Sorpresa en la localidad zamorana en la que fue párroco durante los últimos 26 años ante una noticia «impensable»

La localidad zamorana de Tábara, de la que José Manuel Ramos Gordón fue párroco durante los últimos 26 años hasta el pasado 1 de julio, ha recibido con sorpresa la noticia de que el sacerdote ha sido apartado por el Obispado de Astorga por cometer abusos sexuales a menores cuando era profesor en el Seminario Menor de La Bañeza.

El alcalde de Tábara, José Ramos, ha explicado que no tenían conocimiento de estos hechos y que se trata de una noticia «impensable». En el mes de julio, cuando el párroco se fue a Astorga, los motivos que se dieron en el municipio fue que lo trasladó el obispo «para otros menesteres», según explica.

«Nadie nos lo creemos que pudiera ser eso cierto», asegura el alcalde, ante una noticia que define como «un sorpresón muy grande».

«No teníamos conocimiento de nada de eso. Todo lo contrario. Aquí José Manuel siempre fue una persona afable, amable, comprometida con el pueblo, con los vecinos y con toda la comarca porque era sacerdote de seis o siete pueblos», explica sobre una comarca tabaresa a la que el párroco llegó en el año 1990.

«Aquí en el pueblo ha sido una persona comprometida con los vecinos, ayudando, preocupándose, participando en todo y enseñándonos muchas cosas porque fue el valedor del Beato de Tábara», afirma el regidor sobre José Manuel Ramos Gordón, a quien define como una persona muy querida en el pueblo. «Todo el pueblo lo sintió mucho cuando le trasladaron a Astorga y esto es un sorpresón muy grande», manifestó el alcalde de Tábara tras conocer la noticia.