vídeo

Cartel colocado por Adif este lunes, en el paso a nivel de Pilarica. Alejandro Leonardo / .

Adif descarga con un tren los bloques de hormigón que servirán para cerrar el paso a nivel de Pilarica

  • La movilización vecinal impidió que los operarios lo hicieran el pasado fin de semana

Empleados del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) ha descargado esta madrugada los bloques de hormigón que serán utilizados para cerrar el paso a nivel del barrio de Pilarica. La intervención se ha realizado por la noche con una unidad de tren y desde el interior de la zona de vías, con lo que se ha evitado que los vecinos pudieran acceder al estar cortado el paso por vallas.

Con esta intervención el Ministerio de Fomento pretende consumar la clausura definitiva de este paso, que era utilizado hasta el pasado día 14 de septiembre por numerosos conductores, que se trasladaban de un lado a otro de la ciudad. Al mismo tiempo, empleados del Ministerio de Fomento han colocado esta misma mañana el cartel en el que se anuncia la construcción de un túnel para vehículos y peatones, que estará ubicado a unos 400 metros del actual, entre las calles Andrómeda y Nueva del Carmen. Esta obra será realizad por el Grupo Tragsa, por un importe de 3,4 millones de euros, y debería de estar finalizada en enero del 2016.

MÁS INFORMACIÓN

  • Cierre del paso a nivel de Pilarica

  • Los vecinos bloquean el paso a nivel de La Pilarica para impedir las obras del Ave

  • El Ayuntamiento reclama que no se lleve a efecto el cierre del paso a nivel de Pilarica

La intervención de Adif la pasada madrugada ha causado indignación en los vecinos de Pilarica, que han colocado carteles en los que se pide una alternativa para peatones y conductores "ya".

El pasado sábado un numeroso grupo de La Pilarica bloquearon el paso a nivel que une el barrio con los vecinos de Belén y Pajarillos. Los residentes se convocaron de forma espontánea al percatarse de que un camión se disponía a descargar los bloques de hormigón en la zona con el objetivo de iniciar las obras para cerrar el paso sobre las vías del tren. Durante más de dos horas, aproximadamente, la zona estuvo ocupada por los vecinos, que permanecieron allí hasta que el vehículo pesado ha abandonado la zona. Posteriormente acudieron dotaciones de la Policía Nacional y Municipal.

Una llamada del concejal de Vialidad del Ayuntamiento, Luis Vélez, ha provocado que el camión iniciara la recogida de los bloques que ya había descargado. La medida ha rebajado la tensión y ha permitido que muchos vecinos empezaran a abandonar la zona. Una tensión que se ha relajado completamente cuando los últimos bloques han sido retirados. Con todo, en la zona ha permanecido un pequeño retén por si regresaba el vehículo pesado.

Una decena de vehículos, tanto de la policía nacional como de la local, se han acercado a la zona, y los agentes han tratado de dialogar con los vecinos para que desbloqueen el paso.