El Norte de Castilla
Los alumnos y la profesora que han elaborado el trabajo premiado
Los alumnos y la profesora que han elaborado el trabajo premiado / V. V.

Alumnos del instituto Arca Real ganan un premio nacional con su huerto ecológico

  • El proyecto pretende difundir los beneficios de una agricultura sin pesticidas ni productos químicos

Solo María González, que tiene huerto y tradición familiar en casa, estaba al tanto de la terminología, de los procedimientos y pasos necesarios para cuidar y mantener un huerto. El resto de los alumnos ha tenido que ponerse al día en su nuevo papel de hortelanos, informarse y adaptarse a unas rutinas de trabajo (regar, trasplantar, poner guías, abono) necesarias para sacar adelante el proyecto con el que han obtenido una mención extraordinaria en el certamen nacional ‘Si eres original, eres de libro’, que premia los mejores proyectos de investigación en el aula. Yel suyo, bautizado como ‘Entre clase y huerto’, ha sido una de las mejores propuestas de todo el país.

María, junto a Jimena Curiel, Marcos Morales, Álvaro Alejos, Irene Belloso y Laura Báez son estudiantes de segundo de Secundaria (13 y 14 años) en el instituto Arca Real. Ydurante todo este curso, sobre todo en los recreos, se han encargado de cuidar un huerto ecológico montado en el patio del colegio, en una zona reservada junto al gimnasio que le roba espacio al cemento para cultivar ajos, habas, ajetes, rabanitos o cebollas. «Al principio todo era más rudimentario, porque tuvimos que plantar en unas cajas de fruta», explica Olga Gómez, la tutora del proyecto. Pero a medida que avanzaba el curso se logró la implicación de otros estudiantes del centro educativo. Y así, los alumnos de Tecnología construyeron bancales y una estructura de madera para plantar las semillas, las regaderas (tenían que llenarlas con agua en los baños del gimnasio)dieron paso a una manguera y los compañeros de Plástica decoraron las paredes con diversos murales vinculados a la agricultura y a los productos de Tierra de Sabor.

«Uno de los objetivos del trabajo es analizar la agricultura ecológica y compararla con aquella que utiliza pesticidas y herbicidas y comprobar la diferencia de precio y de calidad», explica Jimena. «A lo mejor, al no usar productos químicos puede haber ciertos problemas para sacar adelante todo lo que has plantado, pero más del 80%es de una gran calidad. Al investigar, vimos que incluso algunos productos podían servir como pesticida natural, como por ejemplo el ajo, que ahuyenta los bichos de otras plantas», comenta Laura.

Para completar su trabajo, realizaron una encuesta a todas las clases del centro (desde primero de Secundaria hasta segundo de Bachillerato)y concluyeron que estas modalidades ecológicas de cultivo sí son conocidas entre las nuevas generaciones que, sin embargo, no terminan de dominar las técnicas agrícolas. La agricultura no se ve como una salida laboral para unos jóvenes que miran hacia la Universidad o módulos formativos. «Además, entrevistamos a responsables de tiendas de productos ecológicos para saber también cómo se comercializan y llegan al mercado», apunta Marcos.

La investigación ha obtenido el premio de manos de un prestigioso jurado entre los que se encuentran investigadores de la talla de Margarita Salas y expertos en Ética como el filósofo Javier Sádaba. No es la primera vez que este instituto, situado en la calle General Shelly (en Delicias)obtiene un reconocimiento en este certamen, ya que hace dos años un grupo de alumnos de cuarto de Secundaria consiguió un premio por crear un ecosistema con agua de un charco, al trabajar con un tipo de organismos vivos que se genera con el ciclo del azufre. Más de 300 trabajos concurren a este certamen estudiantil.