El Camino de la Miranda y la Universidad de Burgos lloran la muerte de Jaime y Victor

El Camino de la Miranda y la Universidad de Burgos lloran la muerte de Jaime y Victor
/ Camino de la Miranda, el IES donde estudiaba Jaime. Antonio Quintero.
  • Profesores, compañeros y amigos recuerdan a los dos jóvenes fallecidos como muy sociables y queridos por el entorno

Jaime se apasionaba con la música tecno, soñaba con ser Dj (de hecho, ya hizo algunos pinitos en las fiestas de Baños de Cerrato) y, quizás por llevarlo en los genes, era un gran aficionado de la fiesta nacional. Así definían ayer al joven Jaime González de Pablos, de 21 años y vecino de Venta de Baños, algunos de sus amigos del municipio venteño. «Estamos destrozados. Era un amigo inmejorable y, desde que hemos sabido la noticia, no podemos hacer otra cosa que llorar», indicaba uno de ellos. Jaime estudiaba el segundo curso del ciclo de grado medio de Sistemas de Microinformática y Redes en el IES Camino de la Miranda de Palencia. El director del centro, Óscar Durántez, en nombre de toda la comunidad educativa, ha querido transmitir a la familia su pésame por el fallecimiento de Jaime. «Sus compañeros de Informática están muy afectados, al igual que sus profesores. Estamos todos tristes porque era un alumno querido, que tenía buen trato con todos. Nos gustaría trasladar a la familia nuestras condolencias», señaló Óscar Durántez. El director, junto a los profesores de Jaime y los compañeros que lo deseen, asistirán al funeral en Venta de Baños.

Una situación similar se vivía ayer en la Facultad de Derecho de la Universidad de Burgos, donde Victor Prieto estudiaba el último curso en el turno de tarde. «Es una universidad pequeña y nos conocemos todos. Víctor era una lumno estupendo, muy querido por sus compañeros, apreciado por los profesores y muy sociable, le conocían todos. Su fallecimiento nos ha dejado abatidos. Estamos conmocionados y hemos hablado con la familia para trasladar nuestras condolencias», ha señalado el decano de la Facultad de Derecho, Santiago Bello. Victor Prieto vivía con sus padres en Villamuriel, en el barrio Gómez Manrique de Calabazanos. Es una familia conocida en el municipio cerrateño y muy querida. Los padres, que ya perdieron otro hijo por enfermedad hace algunos años, se encuentran absolutamente destrozados. A las 16:30 horas, se celebrará un acto en el Patio de Banderas de la Universidad de Burgos en el que alumnos, profesores y el equipo directivo de la facultad recordarán a Víctor.