Theresa May y Merkel, «en desacuerdo» con la política migratoria de Trump

May escucha en una rueda de prensa.
May escucha en una rueda de prensa. / Umit Bektas (REUTERS)
  • «Si tiene un impacto para ciudadanos del Reino Unido, vamos a intervenir ante el Gobierno norteamericano», asegura un portavoz británico

La primera ministra británica Theresa May dijo estar "en desacuerdo" con las restricciones migratorias impuestas por el presidente norteamericano Donald Trump e intervendrá si la misma afecta a ciudadanos británicos, indicó este domingo en Londres un portavoz del gobierno.

"La política migratoria de Estados Unidos es un asunto del Gobierno de Estados Unidos, del mismo modo que la nuestra es determinada por nuestro Gobierno. Pero estamos en desacuerdo con esa forma de encararla", dijo un portavos de Downing street. "Si tiene un impacto para ciudadanos del Reino Unido, vamos a intervenir ante el Gobierno norteamericano", agregó.

Del mismo modo se ha pronunciado Angela Merkel. La canciller alemana "está convencida de que la guerra decidida contra el terrorismo no justifica que se coloque bajo sospecha generalizada a personas en función de una determinada procedencia o religión", indicó el portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert.

El Gobierno federal "procederá ahora a examinar las consecuencias que comportará para los ciudadanos alemanes con doble nacionalidad", según Seibert, quien declaró que Alemania representará "sus intereses, de ser necesario, frente a frente con nuestros socios estadounidenses".

El portavoz apuntó además que la decisión de Trump contraviene el derecho internacional humanitario en lo que se refiere a las prohibiciones de entrada a refugiados. "La acogida de refugiados por motivos humanitarios está reflejada en las convenciones de Ginebra y todos los países firmantes se comprometen a esto. Esa es la política de la canciller, y es lo que discutió con el presidente de Estados Unidos en la conversación telefónica que ambos mantuvieron ayer", ha declarado.