El Norte de Castilla

'The Walking Dead' 7x01: La crueldad no tiene límites

'The Walking Dead' 7x01: La crueldad no tiene límites
  • Las redes sociales han reaccionado rápidamente al primer capítulo de la serie, con el que la mayoría de sus seguidores se han quedado en estado de shock

Los lunes de ‘The Walking Dead’ han vuelto y menuda forma de volver. La serie ha batido su propio récord. Hacía mucho tiempo que no disfrutábamos de un capítulo tan sumamente interesante e intenso. A la mayoría nos ha dejado la piel de gallina, sin mencionar el número de lágrimas derramadas por la muerte de un personaje tan querido como lo era Glenn. Una muerte totalmente inesperada. Todo esto sin menospreciar a Abraham.

Alerta: a partir de aquí, spoilers.

Primer capítulo de la Séptima Temporada

El capítulo da comienzo con Rick y una mezcla en sus ojos de dolor y rabia. Arrodillado, la primera frase que le dice a Negan es: «Te voy a matar». El villano se acerca con Lucille (su espeluznante bate) repleto de sangre y contesta al líder: «¿Qué? Vas a tener que hablar más alto». Rick no se deja asustar e insiste: «Ni hoy, ni mañana, pero te voy a matar». Es en este momento cuando entendemos que ha pasado algo mucho más grande que la única muerte de un personaje. Se muestra un plano lleno de sangre y vísceras y está más que claro que no son de una sola persona.

A Negan le gustan los juegos y cuanto más crueles sean, mucho mejor. Pronto se inventa uno dedicado a Rick para hacerle entender que solamente es una marioneta más en un mundo en el que él es el rey (al menos de momento). Se lleva al líder del grupo a la caravana y aparca en un lugar repleto de caminantes y mucha, mucha niebla. Antes de irse, había recogido un hacha perteneciente a Simon, uno de sus secuaces. Negan le dice a Rick: «Eres mío y esa gente de fuera también». Tira el hacha y le ordena al sheriff que se la traiga. Rick sale a por ella y se sube al techo de la caravana, ya que era imposible luchar contra esa gran horda de zombies. En este momento, el líder vuelve al pasado mediante un flashback.

Volvemos al final de la sexta temporada. Negan comienza con el juego pito, pito, gorgorito. Esta vez vemos quién es el elegido: Abraham. El resto de los personajes no se lo puede creer y no pueden hacer otra cosa que llorar. El despiadado líder de ‘Los Salvadores’ golpea con Lucille al pelirrojo hasta que le destroza, literalmente. Daryl no aguanta más y se lanza contra Negan, pero su intento es en vano. Nada puede hacer.

Cuando creíamos que Abraham iba a ser la famosa víctima de Negan y que ya no habría más muertes, ocurre lo inesperado. El villano se da la vuelta y golpea en la cabeza a Glenn. Le pega tan fuerte que le revienta un ojo por completo. Aún así Glenn trata de hablar y dice: «Maggie te encontraré». Un momento totalmente nostálgico. El líder de ‘Los Salvadores’ comenta: «Sé lo duro que es esto para vosotros, lo siento, pero como he dicho, no hay excepciones». Y continúa golpeando a Glenn. «Lucille tiene sed, es un bate vampiro». El peor final que podíamos esperar para nuestro coreano favorito. Esta vez no hay salvación posible para él.

Volvemos al presente. Rick sale ileso de los caminantes y le devuelve el hacha a Negan. Vuelven junto a los demás. Pero aquí no acaba la tensión, ni el miedo. El villano dice: «Este puede ser un último día de mierda para vosotros o un día de mierda más». Carl es el elegido. Toca volver a jugar. Esta vez a la ‘mano siniestra’. Negan le hace una marca en el brazo y le ordena a Rick que le corte el brazo por esa marca o todos morirán.

Tic tac, el tiempo pasa y Negan se impacienta. La desesperación y el miedo de Rick son totales. Un papelón el de Andrew Lincoln. El villano comienza a contar: Tres… Dos… Uno. Carl le dice a su padre que lo haga. Negan le para. Le hace decir que le pertenece y que él es su proveedor. Rick lo repite. El despiadado líder explica: «Esa es la mirada que quería ver» (de miedo y sumisión).

Negan les deja un camión y les dice que espera la primera ofrenda en una semana. Se llevan a Daryl en otro. Le dice a Rick que si no cumple, le cortará en pedazos y se los dejará en su puerta o le obligará a que lo haga él mismo. ‘Los Salvadores’ se marchan.

Maggie está totalmente desesperada y dolida. Ha perdido a demasiada gente: su padre, su hermana, su familia y ahora su marido, la única persona que le quedaba. Quiere vengarse por la muerte de Glenn, pero no será fácil.

El capítulo acaba igual que comenzó. Rick se aleja con la caravana con un dolor increíble en sus ojos. Ha perdido a dos de los suyos y eso deja cicatrices.

Este es el tráiler del segundo capítulo de la temporada. Veremos qué futuro les depara a nuestros personajes.

Reacciones al capítulo en las redes sociales

Las reacciones de los fans de la serie han llenado Twitter y no es para menos. El capítulo ha dado lugar a muchas opiniones. Casi todos se hallan en estado de shock por la muerte de Glenn y Abraham y por los crueles juegos de Negan.