El Norte de Castilla

Intur ampara 24.700 contactos comerciales

El turismo histórico tuvo gran protagonismo en el expositor de Palencia
El turismo histórico tuvo gran protagonismo en el expositor de Palencia / Ramón Gómez
  • La XX edición cierra sus puertas en Valladolid con 44.300 visitantes, nuevos expositores y foros

Escaparate y punto de contacto y negocio. Durante cuatro días, la Feria Internacional de Turismo de Interior (Intur) ha cumplido su papel, el de abrir puertas, impulsar planes y programas, poner en contacto empresas y trabajadores, agencias y promotores, proyectos y desarrolladores, ideas y receptores... o simplemente para animar a viajar, conocer y disfrutar de un amplio, variado y con completa oferta como es la del propio país y, en el vecino Portugal, entre otros en su mirada más internacional.

El impulso está ahí. El que luego tome forma de empleo y proyectos depende de las empresas y su capacidad para concretar y cerrar ideas. Es el principio que requiere un después de trabajo. Y este empujón se ha materializado con más de 24.700 contactos comerciales, un 23,6% más que en la anterior edición del certamen, en tan solo cuatro días, desde el 24 al 27 de noviembre en la Feria de Valladolid.

El director de Turismo, Javier Ramírez Utrilla, presentó ayer el balance final de Intur en el cierre de su XX aniversario. Palabras de satisfacción y positivos resultados por el aumento de actividad y la apertura a nuevos ámbitos de actuación.

El turismo tiene cada vez más apellidos: gastronómico, de naturaleza, rural, enoturismo, religioso... y pronto también el histórico y deportivo con sus propios programas.

Desde la Consejería de Cultura y Turismo, explicó Ramírez Utrilla, «hemos trabajado en dos líneas. Por un lado, a nivel estratégico y, por el otro, desde un punto de vista promocional. El apoyo al sector se ha concretado, entre otras facetas, «a través de la formación como factor de calidad y de competitividad del turismo como generador de empleo». Así, se presentó el Plan de Formación Turística de Castilla y León 2016-2019 y el primer Foro de Empleabilidad Turística, por vez primera en Intur, «destinados a profesionales del sector, para apoyar la cualificación del sector y su traducción en creación de empleo, la comercialización y la internacionalización del turismo, la formación y la empleabilidad».

El certamen ha abierto también un espacio a la innovación turística como novedad en el marco de la internacionalización. Así, Intur Negocios registró setos días una participación de 97 compradores; de los que 55 fueron nacionales y 42, internacionales, además de 515 vendedores, y los citados más de 24.700 contactos comerciales. El director de Turismo destacó, entre ellos, la participación de los compradores internacionales, procedentes de 14 nacionalidades diferentes y con presencia de nuevos mercados como los de Indonesia, Filipinas y Nueva Zelanda, «que buscan en Castilla y León un producto especializado en turismo cultural y patrimonial», además del religioso, en el que la comunidad tiene un «claro liderazgo».

Otro impulso importante fue el de mostrar a la comunidad como un lugar para aprender a hablar español. Así en Intur Idiomático, la Junta ha fomentado tal objetivo recurso turístico. Para ello, la feria ha amparado 110 contactos comerciales entre once entidades de la comunidad y diez representantes de instituciones educativas de la República Checa, Eslovaquia y Polonia.

Unas acciones que «contribuyen decididamente a la comercialización internacional de Castilla y León como destino turístico, de igual forma que propuestas como la reunión del grupo de trabajo del proyecto internacional ‘Eurovelo’, Ruta de la Costa Atlántica, que se ha celebrado en Intur, para difundir el cicloturismo a nivel europeo, o el II Congreso de Turismo de Interior, con diferentes talleres de internacionalización del sector turístico o la participación en foros profesionales, como el de la agrupación FETAVE, por la comercialización de las agencias de viaje, con la participación del presidente de la Asociación Nacional; así como los encuentros mantenidos con entidades portuguesas, para afianzar la internacionalización turística de la zona transfronteriza con España y con los directores generales de las comunidades de Asturias, Extremadura y Andalucía para impulsar la Ruta Vía de la Plata en 2017 y coordinar su promoción internacional.

Asimismo, Javier Rodríguez destacó que la Junta en esta edición «ofreció un nuevo concepto de turismo histórico donde Castilla y León tiene clara preponderancia», un novedoso contenido promocional, vinculando la oferta turística. Así, destacó la oferta cultural y patrimonial, con un una promoción específica de los Conjuntos Históricos de Castilla y León y la presentación de una ruta turística, «que vertebra la autonomía y aglutina los recursos de los más de 120 conjuntos históricos». Dentro de este ámbito, la feria acogió la presentación de la imagen promocional de ‘Reconciliare’, la nueva edición de Las Edades del Hombre, que se celebrará en Cuéllar el próximo año. Asimismo, una mirada al futuro más próximo ha abierto ya camino en Intur a la promoción de la Semana Santa de Castilla y León, con un espacio específico en un expositor y presentaciones por parte de las Juntas de Cofradías con declaración de interés turístico.

También hubo espacio para el turismo enogastronómico. Así, Intur presentó el Programa de promoción nacional e internacional de turismo gastronómico 2017-2018. «En el stand, se desarrolló una promoción innovadora a través de una propuesta de neuromarketing con el vino, con la colaboración de las cinco rutas certificadas del vino de Castilla y León». Tampoco faltó el turismo rural y no solo como alojamientos sino por su vinculación con la naturaleza, el deporte y las actividades.

El número de visitantes profesionales acreditados este año en Intur fue de 17.312; lo que supone un ligero incremento respecto al año pasado y «confirma el interés que el certamen vallisoletano tienen para el sector del turismo de interior», destacan fuentes de la Feria de Valladolid. La suma total de visitantes superó –un balance hecho una hora antes del cierre– los 44.300, tras una masiva afluencia registrada el fin de semana. Habitualmente, Intur se mueve entre los 40.000 y los 45.000.

«La mirada retrospectiva a la trayectoria de Intur recuerda el rápido crecimiento de la feria, que con solo tres ediciones obligó a ampliar superficie de exposición con instalaciones temporales en la plaza principal del recinto para atender la demanda, hasta la construcción del nuevo pabellón; tendencia que cambió a causa de la crisis económica y que en los últimos años ha vuelto a modificarse y ahora dibuja una línea ascendente», señaló el director de la Feria de Valladolid, Juan Useros.