Último adiós a la joven asesinada en Zamora en un multitudinario funeral

Funeral de Leticia Rosino en Tábara (Zamora). /J. L. Leal - Ical
Funeral de Leticia Rosino en Tábara (Zamora). / J. L. Leal - Ical

Más de 2.000 personas despiden a la víctima en una iglesia abarrotada

Alicia Pérez
ALICIA PÉREZ

Más de 2.000 personas han despedido este domingo a la joven Leticia Rosino Andrés en su pueblo natal, Tábara. Fue un funeral emotivo y multitudinario, en el que la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción se quedó pequeña para acoger a los asistentes. En su exterior, numerosas coronas y ramos de flores reflejaban muestras de cariño y apoyo llegadas desde diferentes puntos.

Contexto

Familiares, amigos y vecinos de Tábara, de pueblos de la comarca y de Castrogonzalo dieron el último adiós a la mujer de 32 años víctima del crimen presuntamente cometido por el menor de edad que ha ingresado en el Centro Zambrana de Valladolid.

Asistieron al funeral en el templo agentes de la Guardia Civil del puesto de Tábara, de la Comandancia de Zamora y el capitán del cuartel de Benavente, que ha dirigido la investigación sobre la muerte de la joven en Castrogonzalo.

Durante la homilía, el párroco de la localidad aseguró que en una situación así corresponde a la Justicia y a otros organismos que tomen las medidas oportunas para que esto no se repita. Recordó a la joven como una niña juguetona en los campamentos. «Era la mujer de la sonrisa fácil, era un encanto y a la que podías confiar cualquier cosa», afirmó en sus emotivas palabras.

 

Fotos

Vídeos