La Guardia Civil auxilia a 29 personas que viajaban en autobús entre Ferreras de Abajo y Tábara

Autobús atascado en la cuneta en la carretera entre Ferreras de Abajo y Tábara. /El Norte
Autobús atascado en la cuneta en la carretera entre Ferreras de Abajo y Tábara. / El Norte

El autocar se deslizó y se atascó en la cuneta después de apartarse para dejar más espacio en la calzada a otro vehículo

ALICIA PÉREZ

La Guardia Civil auxilió el viernes a 29 personas que viajaban en un autobús que quedó atascado en la cuneta de la N-631 entre las localidades zamoranas de Ferreras de Abajo y Tábara.

Los hechos ocurrieron sobre las 16:30 horas del viernes 2 de marzo, cuando un autocar que circulaba por la N-631 en dirección a Zamora se atascó en la cuneta, tras deslizarse cuando se apartó para dejar más espacio de calzada a un transporte especial que circulaba en sentido contrario.

Según ha informado la Guardia Civil, esta circunstancia hizo que  el vehículo se deslizara y perdiera la estabilidad debido al barro existente en la cuneta, «encallando y con riesgo de vuelco, con el peligro que conlleva para la seguridad de sus pasajeros».

Una vez asegurado el lugar y desalojados todos los viajeros, «dadas las circunstancias de la vía y de la mala climatología en esos momentos», con fuerte temporal de lluvia y viento, la Central Operativa de Servicio de la Guardia Civil de Zamora coordinó un dispositivo para trasladar a los 29 pasajeros hasta la localidad de Tábara, donde esperaron al nuevo trasporte sin tener que lamentar ningún incidente.

En el dispositivo participaron varias patrullas de Seguridad Ciudadana, Tráfico y Seprona, así como un vecino de Tábara que ayudó voluntariamente al traslado de los viajeros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos