Candeal rememora en Toro las vendimias que eran una fiesta y a las que se iba y volvía cantando

Félix Pérez y Toño Ortega, de Candeal, durante el pregón en el Teatro Latorre de Toro./VINO DE TORO
Félix Pérez y Toño Ortega, de Candeal, durante el pregón en el Teatro Latorre de Toro. / VINO DE TORO

El dúo musical abre con su pregón la tradicional celebración toresana, que se desarrollará hasta el domingo

ALICIA PÉREZZAMORA

El dúo Candeal, formado por Félix Pérez y Toño Ortega, ha recordado en Toro las vendimias que, además de un trabajo duro y de sol a sol, eran también una pequeña fiesta. En ella se organizaban las cuadrillas, se compartían vivencias, anécdotas, bromas, los famosos lagarejos y se iba y volvía cantando canciones tradicionales, la mayoría alusivas al propio trabajo de vendimiar.

Así lo han recordado y cantado los miembros de Candeal en el pregón oficial de la Fiesta de la Vendimia de Toro, un acto celebrado en el Teatro Latorre y que tradicionalmente abre la celebración de Interés Turístico Regional en la localidad zamorana.

En su pregón en el Teatro Latorre, Félix Pérez, que es natural de Toro, y Toño Ortega han asegurado que ha sido un honor haber sido elegidos como pregoneros de la Fiesta de la Vendimia de 2018. «Lo es por la trascendencia de esta comarca vitivinícola y por la importancia de los pregoneros que nos han precedido», han manifestado.

Han explicado que la vendimia ha cambiado mucho en los últimos tiempos y que todos los cambios han sido en beneficio de un mejor y más rápido aprovechamiento de la uva. «Los adelantos tecnológicos que nos indican el mejor momento para recolectar la uva, cuándo se encuentra en su mejor punto de maduración y los satélites que nos anuncian el tiempo inmediato para prever posibles granizos o lluvias que estropearían el preciado fruto son un apoyo importante, aunque en esto como en tantas cosas, cuando no contábamos con tanta tecnología, el ojo avezado del agricultor o el pastor también eran capaces de prever el tiempo», han destacado.

En los recuerdos de niñez de Candeal también están los carros con los canastos llenos de uva, los lagares donde corrían para que les dejaran colaborar pisando la uva y el mosto riquísimo y dulce que bebían «cuando todavía no podíamos ni sabíamos valorar los placeres del vino fermentado».

Han destacado también que hay referencias al vino desde que se inventó la palabra escrita, que el vino es historia y que filósofos, pensadores, científicos, escritores, poetas y pintores han encontrado en él fuente de inspiración.

Félix Pérez y Toño Ortega han hecho alusión además a que el vino ha dado lugar a infinidad de refranes, dichos y brindis, como «no hay mejores amigos que mi pan y mi vino», «el vino es la única obra de arte que se puede beber» o «el viejo que casa con niña, uno cuida la cepa, y otro la vendimia».

Candeal, como no podía ser de otra forma, ha cerrado el pregón cantando la popular canción toresana 'Tío Babú', «el himno oficial de Toro».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos