Publirreportaje

Valladolid, en fase de implosión

Vista panorámica de Valladolid, con el río Pisuerga en primer plano. /Gabriel Villamil
Vista panorámica de Valladolid, con el río Pisuerga en primer plano. / Gabriel Villamil
Mónica Muro Lucas, directora general de A&M Consultora Inmobiliaria, pide «estabilidad para consolidar la creación de empleo, la actividad y la riqueza»
EL NORTE

Las administraciones se esmeraron durante la crisis en meternos por los ojos que la única salida para el sector de la construcción era la rehabilitación y la regeneración urbana. Que tanto empresas como particulares debían abordar la mejora en la eficiencia energética y funcional frente a la obra nueva porque no había alternativa. Y es cierto que no la había. Pero no se abrió el mercado. Y no fue ni por el anuncio de nuevas ayudas ni por los proyectos para regenerar grandes áreas que, por cierto, también quedaron frustrados. El modelo no era válido, al menos hace cinco años. Y aunque en la etapa de crecimiento se abogó por expandir la ciudad, desarrollar nuevas áreas y amplificar los límites de la ciudad, también el tiempo - y la crisis- demostró que la prestación de los servicios y llevarlos con ciertas garantías a la periferia era muy complejo y costoso para el Ayuntamiento.

Hoy, Valladolid ha crecido y ha definido su propio desarrollo con productos para todos los bolsillos, y sobre todo, para todos los gustos. La crisis ha situado a cada uno en su sitio y la incipiente, porque aún es muy incipiente, recuperación económica permite que el sector comience a explorar nuevas expectativas. A ofrecer a sus clientes lo que les demandan. Así, ya podemos afirmar que en el último año han proliferado, y con éxito, las rehabilitaciones integrales de edificios más o menos históricos en la capital. Edificios en el casco urbano que respetan la morfología de una capital con historia y que incorporan tecnología, innovación y calidades a sus propuestas edificativas. La posibilidad de vivir en el centro con niveles óptimos de confort y con la proximidad a los servicios -mejorando sustancialmente la calidad de vida-, ha conseguido atraer a nuevos vecinos que están interesados en estas nuevas promociones que además tenemos la oportunidad de gestionar desde A&M Consultora Inmobiliaria. Nuevas construcciones, bien en las zonas peatonales del centro, como en entornos de élite como la Acera de Recoletos o la propia calle Perú que tenemos el privilegio de ofrecer a precios muy ajustados en esta nueva etapa constructiva.

Mónica Muro Lucas, directora general de A&M Consultora Inmobiliaria.
Mónica Muro Lucas, directora general de A&M Consultora Inmobiliaria. / A&M

Lo curioso es que este cambio no solo se está produciendo a nivel de los particulares. Las empresas están valorando su asentamiento dentro del casco urbano. De hecho, desde A&M estamos gestionando la implantación de una gran empresa multinacional en el casco de Valladolid con el afianzamiento de casi medio millar de empleados que darán más vida a la capital y les permitirán desarrollar su actividad social y económica en el entorno. Ya no son solo los empleados públicos, sino los que están por cuenta ajena y por cuenta propia quienes consideran que trabajar en el centro es una oportunidad y una gran ventaja.

Fachada de la promoción de la calle Perú.
Fachada de la promoción de la calle Perú. / A&M

Desde A&M Consultora Inmobiliaria hemos contribuido a diseñar el espacio comercial de la ciudad. Lo hemos hecho en el último quinquenio con la implantación de nuevas marcas y espacios comerciales. Y de ello estamos orgullosos. Orgullosos de poder contribuir a la modernización de la oferta y la mejora de los entornos. Como lo estamos también de gestionar con nuevas industrias el desarrollo de los polos industriales. Y aquí reconocemos que el crecimiento ha sido significativo. Y no solo en enclaves consolidados como San Cristóbal. El polígono industrial de El Brizo se ha convertido, por ejemplo, en un polo de atracción por su ubicación y sus comunicaciones. Las industrias y las empresas de servicios se están expandiendo teniendo en cuenta la posición de Valladolid y contando con nosotros -A&M- para hacerlo posible. Por eso, desde este foro pedimos un poco de estabilidad, al menos a la hora de plantear un futuro estable tanto en lo normativo como en lo impositivo que no genere desconfianza en el inversor, porque también es cierto que la actividad se ha frenado en estas últimas semanas. Y la estabilidad es fundamental para consolidar la creación de empleo, la actividad y la riqueza.

Salón de una de las viviendas de la calle Perú.
Salón de una de las viviendas de la calle Perú. / A&M

En cualquier caso, también creemos que Valladolid aborda una etapa de implosion, de consolidación urbanística, social y económica que repercutirá no solo en la mejora de la actividad y el empleo sino también en la consolidación de los servicios y la vida dentro de la ciudad. Y que desde A&M continuaremos en asesorar a nuestros clientes sobre cuáles son las mejores oportunidades.

Información:

Web:www.aymconsultorainmobiliaria.com

Facebook: @aymconsultorainmobiliaria

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos