Los trabajadores de Made ya podrán acudir al Fogasa para cobrar las nóminas pendientes

Manifestación de los trabajadores de Isowat Made en Medina del Campo./Patricia González
Manifestación de los trabajadores de Isowat Made en Medina del Campo. / Patricia González

Obtienen los certificados para percibir las mensualidades de febrero y marzo  y diez días de abril

P. G.Medina del Campo

Los trabajadores de la planta medinense de Isowat Made, que en la actualidad se encuentra inmersa en un concurso de acreedores, ya tienen los certificados para solicitar al Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) el abono de las nóminas pendientes de cobro antes de la declaración del concurso de acreedores, según confirmó el secretario del comité de empresa, Helder Ferrinho, quien concretó que «con el certificado ahora podremos cobrar las nóminas pendientes de pago de los meses de febrero y marzo y de diez días de abril».

Los certificados, que ya están en poder del comité de empresa –«el administrador concursal nos lo comunicó esta misma semana a través de un correo electrónico»–, será la llave para «poder cobrar después de tantos meses de espera; de todas formas, en la reunión que mantuvimos el mes pasado con la ministra de Industria, Reyes Maroto, y a la que también acudió la delegada de Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, está ultima se comprometió con nosotros a intentar agilizar el proceso burocrático para poder cobrar lo antes posible estas nóminas».

Por el momento, esta es la única «buena noticia, si se puede decir así» que tienen los trabajadores de Made desde que hace meses se declarara en quiebra la empresa, perteneciente al grupo gallego Invertaresa.

La esperada reunión con el inversor aún no tiene fecha, pesar de que la titular de Industria aseguró el pasado mes de noviembre que habría en el horizonte un proyecto de reindustrialización para la planta medinense que vendría de la mano de un inversor «comprometido con la industria española» y de «garantía para esta tierra, ya que creará valor y empleo, no como el anterior (haciendo referencia al propietario del grupo Invertaresa, grupo al que pertenecía la fábrica medinense) que ha destruido una planta por su mala gestión».

Escollos

Desde el comité de empresa esperan que el encuentro y la solución llegue lo antes posible y que el anuncio de la ministra de terminar bien el año se cumpla. No obstante, en las negociaciones, según explicaron desde el comité de empresa, habría un «gran escollo» con el principal acreedor de Made, Abanca. Al parecer, la deuda de Made con esta entidad ascendería a más de 70 millones de euros, por lo que «las negociaciones y la quita de la deuda son imprescindibles para poder llegar a un acuerdo y para que Made se salve», concretan desde el comité de empresa.

 

Fotos

Vídeos