La tormenta en las redes: la Valladolid veneciana, rayos y los repartidores de comida a domicilio

La calle Marqués del Duero, con la iglesia al fondo. /Sonia Quintana
La calle Marqués del Duero, con la iglesia al fondo. / Sonia Quintana

La tromba de agua de la capital vallisoletana se viraliza y concentra cientos de fotografías y vídeos en la Red

Juan J. López
JUAN J. LÓPEZ

La monumental tormenta caída en las últimas horas del martes en Valladolid acaparó buena parte de la atención de los usuarios de las redes sociales, tanto en la capital vallisoletana como en muchos otros puntos del país, pendientes de la tromba.

La divulgación de calles del centro de la ciudad, como Platerías o Macías Picavea, convertidas en canales venecianos, con motos tratando de no emular a las famosas góndolas, pronto captó la atención de cientos de usuarios que compartieron en redes sociales, como Twitter, vídeos y fotos para la historia de Valladolid.

De hecho, los internaturas constataron con sus publicaciones el ya considerado como episodio de mayor intensidad de agua de la ciudad, con 20,2 litros en diez minutos, que equivalen a 120 litros por metro cuadrado.

A la visión del agua, sin la popular San Marcos como contexto, pero sí con la plaza del Cine o muchos puntos de Zorrilla, se unieron los cientos de relámpagos que, dada su espectacularidad, también llenaron de fotografías el universo Twitter o la red fotográfica Instagram. «El cielo se desploma sobre Valladolid», coincidían algunos usuarios de esta última red que subrayaban como la noche vallisoletana quedaba aclarada por los resplandores eléctricos.

La sensibilidad con los repartidores de comida a domicilio

Y entre las fotos y vídeos, que pronto se viralizaron por 'Whatsapp' y otros servicios de mensajería móvil hasta conseguir que los vallisoletanos saliesen «con mucho miedo» a la calle en las primeras horas de este miércoles, una petición que también recibió el respaldo de cientos de internautas.

«Valladolid esta así ahora mismo, sed un poco decentes y que no se os ocurra pedir por 'Glovo' o 'Just Eat' que nadie se tiene que jugar la vida por os apetezca cenar algo de fuera», reclamó el usuario @Arterrad. «Acabo de ver un 'Glovo' por Valladolid ahora mismo. Ya hay que ser hijo de ...», clamó @rubenruma.

Eso no evitó que, aún así, hubiese pedidos, como constantan en Servipollo. «Apagamos el servicio de 'Just Eat', y a las personas que nos llamaban por teléfono, les explicábamos la situación», explica Alberto Romera, responsable de la firma vallisoletana de comida a domicilio.

«Suspendimos el servicio una hora, porque las motos no podían salir. Todas las calles de alrededor eran un río», concluye Romera.