La seguridad se refuerza en los pueblos para velar por las cuarenta fiestas de esta semana

Los toros serán los protagonistas en Peñafiel durante los próximos días. /Gabriel Villamil
Los toros serán los protagonistas en Peñafiel durante los próximos días. / Gabriel Villamil

La vigilancia se intensificará en carreteras como la N-122 y la CL-600, controlará la afluencia de jóvenes en los andenes de Viana y se establecerán controles de alcoholemia y drogas desde este lunes

Lorena Sancho Yuste
LORENA SANCHO YUSTE

En vísperas de que el chupinazo inaugure las fiestas de en torno a cuarenta municipios de la provincia, la Subdelegación del Gobierno en Valladolid ultima los detalles del operativo de seguridad que en los próximos días velará por que el desarrollo de la semana más festiva del año –con la venia del 8 de septiembre– se pueda desarrollar con normalidad y con total garantía para sus participantes.

Serán 45 los municipios que tienen programados festejos para esta semana. Muchos de ellos los de mayor población de la provincia, pues a los habituales de San Roque como Peñafiel, Tudela de Duero, Viana de Cega o Rueda se suma desde hace unos años la Semana Renacentista de Medina del Campo, que atrae a miles de visitantes al conglomerado de actos que programa.

Los servicios de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad se reforzarán así en el medio rural, con especial atención en aquellos actos que atraerán a un mayor número de participantes, máxime tras los incidentes ocurridos en La Cistérniga durante las pasadas fiestas del mes de julio, cuando dos personas resultaron heridas en una pelea desatada en el transcurso de su verbena. Serán así puntos de vigilancia intensiva las multitudinarias capeas de Peñafiel, los encierros de Tudela de Duero o los previsibles botellones que se desarrollarán en Viana de Cega en las madrugadas del 15 y del 18. En este último caso, además, habrá un mayor control en la estación de trenes, en las salidas de primera hora de la mañana del 15 de agosto, cuando miles de jóvenes se dan cita en los andenes para coger asiento que les devuelva a su vivienda de origen, generalmente en Valladolid. Fue el pasado año cuando un tren procedente de Portugal atropelló a uno de los chavales que aguardaba su turno para tomar el primer servicio de la mañana. «De ahí que este año Adif haya decidido que los pasajeros esperarán fuera y no en los andenes, para prevenir este tipo de accidentes», señala el alcalde, Alberto Collantes.

En su caso, al igual que en el resto de municipios con una población significativa, la pasada semana celebró una junta local de seguridad presidida por la subdelegada del Gobierno, Helena Caballero, donde además se avisó ya de la necesidad de que en próximas fechas todos los municipios que celebren fiestas multitudinarias en la provincia deberán elaborar un plan de seguridad que prevea todas las contingencias que puedan darse en las actividades programadas y la seguridad en cada una de ellas. «Era algo que ya nos habían comunicado con anterioridad, pero parece ser que ahora ya va a ser necesario para todos los pueblos», añadió Collantes.

Control de alcoholemia

Pese a que la operación de tráfico del 15 de agosto no está este año considerada de tipo 1 al estar precedido de días laborables, sí se pondrá en marcha una campaña especial de alcohol y drogas, la tercera de este año, que se desarrollará desde hoy y coincidiendo con la semana festiva. En este sentido, según precisaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno, la Dirección General de Tráfico propondrá a los municipios con Policía Local que se sumen a estos controles de alcoholemia y detección de drogas. Serán así habituales en aquellas carreteras comarcales que durante los próximos días serán más transitadas por la celebración de las fiestas populares. Habrá así un mayor control en la N-122, que une Tudela de Duero con Peñafiel, así como la CL-600, la que comunica a la población tudelana con Aldeamayor y Viana, todos en fiestas. «Se solicita a su vez prudencia en la circulación durante los días 14 y 15, pues las operaciones de salida y retorno de vacaciones coincidirán con los desplazamientos provocados por las fiestas populares, lo que incrementa los recorridos de corta distancia», incidieron desde la Subdelegación del Gobierno.

Precisamente para no interferir en el transcurso normal del tráfico, el Ayuntamiento de Tudela de Duero ha habilitado por primera vez un camino por el que desviará a los vehículos que se dirijan hacia Aldeamayor o La Parrilla y que hasta ahora debían esperar a que terminara los encierros, pues el recorrido habilitado para la suelta de toros cortaba la intersección de la localidad que comunicaba con diferentes vías. En este caso, la presencia de Guardia Civil reforzará al servicio de Policía Local en aquellas jornadas y actos que más ciudadanos reúne, como puede ser la noche del 14 de agosto, cuando además se celebra el primero de los encierros.

También en Peñafiel, tal y como se acordó en la junta de seguridad, se reforzará el número de efectivos de Guardia Civil en los festejos taurinos, donde la asistencia masiva no solo se da en la plaza, sino también a su alrededor, donde se registra un gran ambiente en torno a las cantinas que se instalan. Igualmente, se refuerza la presencia de patrullas de agentes de la Benemérita durante las noches. Por su parte el Ayuntamiento también reforzará con la Policía Local, miembros del servicio municipal de Protección Civil y la contratación de seguridad privada, informa Agapito Ojosnegros.

El operativo de seguridad para estos días de fiestas se completará con los 70 voluntarios y 16 vehículos de Cruz Roja que durante el mes de agosto darán respuesta socio-sanitaria en varias fiestas patronales de la provincia.

 

Fotos

Vídeos