La rehabilitación de los 130 bloques de Las Viudas durará 5 años y costará 26 millones

Núcleo central del polígono Aramburu, visto desde la calle Ebro y rodeado por el paseo de Juan Carlos I (izquierda) y la avenida de Segovia (derecha)/Ramón Gómez
Núcleo central del polígono Aramburu, visto desde la calle Ebro y rodeado por el paseo de Juan Carlos I (izquierda) y la avenida de Segovia (derecha) / Ramón Gómez

El proyecto, incluido en la operación de la Electra, prevé programas sociales para sus cuatro mil vecinos

J. Sanz
J. SANZValladolid

No hace falta ser un experto en la materia para dar fe de los problemas urbanísticos que presentan los 130 bloques de viviendas que conforman los polígonos de Las Viudas y Jesús Aramburu, enclavados entre el paseo de Juan Carlos I y la avenida de Segovia, en Delicias, que fueron inaugurados en 1962 y 1963 para dar cabida a 780 familias en otros tantos pisos de tan solo treinta metros cuadrados (para un salón, tres dormitorios, la cocina y el baño). Sendas barriadas conforman un maltrecho laberinto de ladrillo rojo convertido en el mayor foco de marginación social de la ciudad, donde se hacinan cerca de cuatro mil personas, en su inmensa mayoría de etnia gitana, especialmente en el núcleo principal del grupo Aramburu (enclavado entre la calle Ebro, Juan Carlos I y la avenida de Segovia), mal llamado de Las Viudas para denominar a todo el conjunto.

Y allí ha fijado ahora su objetivo el Ayuntamiento, que cataloga el deteriorado entorno como «área de intervención social prioritaria», para intentar sacar adelante un proyecto de rehabilitación integral (urbanística y social) de sendos polígonos que tendrá una duración de cinco años y un presupuesto estimado de 26,6 millones de euros. El plan, similar al que ya está en marcha en el 29 de Octubre (Pajarillos), actualmente en fase de rehabilitación, se enmarca en la compleja operación a tres bandas para lograr la cesión del antiguo colegio El Salvador (allí, en la plaza de San Pablo, quieren construir el Campus de la Justicia) y distintas parcelas en el plan parcial Zambrana (Delicias) a cambio de incrementar la edificabilidad del edificio de la Electra (Isabel la Católica), otro muerto urbanístico, para permitir la construcción allí de un centenar de viviendas. De la venta del suelo municipal del Zambrana saldrían la primera partida (en torno a siete millones de euros) para sufragar el ambicioso Plan Especial de Reforma Interior del Polígono 'Viudas-Aramburu', que así se llama, cuyo primer avance saldrá a exposición pública durante un mes conforme al acuerdo aprobado ayer mismo por la Junta de Gobierno municipal.

Diecisiete años después

El proyecto 'Viudas-Aramburu', que viene a retomar los planes fallidos en este mismo sentido que colean desde 2001 –solo se logró rehabilitar dos bloques piloto en la calle Hornija en 2006–, necesitaría de la implicación del resto de administraciones (autonómica y estatal), así como de la llegada de posibles ayudas europeas, para que pueda ver la luz con un modelo similar al que permitió iniciar la remodelación del 29 de Octubre (570 viviendas), sobre el papel con un coste cero o mínimo para los residentes –en su mayoría sin recursos–, hace un año.

Los bloques, en el caso de los dos polígonos de Delicias, presentan patologías similares a sus homólogos de Pajarillos (fueron inaugurados un año después, en 1964), con una más que grave situación de deterioro de fachadas y cubiertas en el grueso de los 130 bloques –en todos salvo dos–, al margen de la carencia de servicios centrales de calefacción, de la existencia de humedades en los bajos y de la degradación –ausencia de ventanas en los portales...– causada en muchos casos por los propios vecinos.

Detalle del estado de las viviendas del grupo Aramburu.
Detalle del estado de las viviendas del grupo Aramburu.

Así que el avance del plan especial, que por ahora solo es una declaración de intenciones, recoge tres ejes de actuación en sendos polígonos, que pasarían por la rehabilitación integral de los edificios (de todos), la urbanización del entorno y la puesta en marcha de un amplio programa social. Este último, al margen de dar un impulso al centro social ya existente en el corazón del grupo Aramburu (el antiguo colegio Santiago Montes lo ocupa desde 2011 la Asociación de Promoción Gitana), incluye también la constitución de comunidades de vecinos –la mayoría no están constituidas– o un plan de adquisición municipal de viviendas para engrosar el parque actual.

Las obras se llevarían a cabo en seis fases, inicialmente entre los años 2019 y 2023, y no implicarían el desalojo de los residentes, al igual que en el 29 de Octubre. Si esto último fuera necesario está previsto un plan de realojos temporales en distintas viviendas de protección.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos