El puente de Adolfo Suárez de Valladolid espera las placas con su nombre oficial un lustro después

El inicio del puente de Adolfo Suárez, desde el Hospital Militar, sin la placa de García Morato./ J. S.
El inicio del puente de Adolfo Suárez, desde el Hospital Militar, sin la placa de García Morato. / J. S.

El Ayuntamiento retira los dos paneles que recogían la historia del aviador franquista García Morato, denominación que perdió el 7 de mayo de 2014

J. Sanz
J. SANZValladolid

La operación parecía sencilla, y venía a cumplir una sentencia. Pero han tenido que pasar casi cinco años para que el Ayuntamiento decidiera retirar las dos placas que hasta hace unos días aún lucían la denominación franquista del puente que prologa el paseo del Hospital Militar, García Morato, pero que fue rebautizado a la vez que el citado paseo como de Adolfo Suárez. Eso ocurrió el 7 de mayo de 2014. Aquel día se aprobó el cambio de denominación de doce calles, que ensalzaban figuras de la dictadura, y de un puente, el de García Morato, que pasó a rendir homenaje al entonces recién fallecido presidente de la Transición (murió el 23 de marzo de 2014). Las placas con el nombre y la historia más que edulcorada del aviador franquista Joaquín García Morato, sin embargo, sobrevivieron a las cambios y hasta este mismo mes continuaban colocadas en las entradas del quinto paso construido sobre el Pisuerga (1961).

Los paneles en cuestión, similares a los que fueron colocados en 2013 en todos los puentes y pasarelas del principal río de la ciudad, recordaban que este puente se llamó originalmente de Sánchez Arjona, un ministro franquista (José María Martínez Sánchez Arjona), cuyo nombre aún conserva paradójicamente la avenida que prolonga el paso, pero que enseguida pasó a denominarse de García Morato, al igual que la calle –el actual paseo del Hospital Militar–. ¿Quién era el homenajeado? Pues las placas explicaban que Joaquín García Morato fue un «aviador de renombre en la España de los años 40 –la cita es literal–». El problema es que el piloto, que lo fue, falleció en una exhibición aérea el 4 de abril de 1939 y su fama la adquirió derribando aviones republicanos (cuarenta) durante la Guerra Civil.

Un cambio sobre plano

Los operarios municipales acaban de retirar, por fin, las placas del 'puente de García Morato' y en las próximas semanas colocarán los nuevos paneles con su denominación oficial, y legal, como es la de puente de Adolfo Suárez. Esta denominación tan solo figuraba hasta ahora en los planos físicos y virtuales de la ciudad y a día de hoy, de hecho, este paso solo luce una señal en el sentido de entrada al centro informando de que bajo su tablero discurre el río Pisuerga.

El nombre de Adolfo Suárez, que ya lucía una calle en la Ciudad de la Comunicación, se colocará ahora en este puente. Un lustro después.