El fuego arrasa más de veinte hectáreas en una zona de pinares de Traspinedo

Un helicóptero trabaja para controlar el incendio. / R. Jiménez

Las primeras hipótesis señalan a un rayo como causante del incendio

SOFÍA FERNÁNDEZTraspinedo

El incendio originado, aproximadamente a las 15:00 horas, en la zona de pinar perteneciente al área recreativa conocida como el Puente Hinojo, situada entre los términos municipales de Traspinedo y Sardón de Duero mantuvo en vilo a los vecinos de la localidad vallisoletana, que vieron cómo se desplazaron hasta el lugar desde primera hora de la tarde Bomberos de la Diputación de Valladolid, dos helicópteros, cuatro agentes medioambientales de la Junta de Castilla y León, cuatro cuadrillas terrestres, tres técnicos especializados en extinción de incendios y varios efectivos de la Guardia Civil de Tráfico debido a la cercanía de las llamas a la carretera N-122 (aunque no fue necesario finalmente cortar el tráfico en esta zona). Asimismo, desde el parque de Bomberos de Peñafiel se desplazaron dos dotaciones para tratar de controlar las llamas en una zona complicada debido a la maleza que aflora en el terreno, que tras sus labores se desplazaron a media tarde a la localidad vallisoletana de San Miguel del Arroyo donde se declaró otro incendio en una fábrica de abonos del municipio.

Según fuentes oficiales, el incendio no ha estado controlado del todo, ya que en un primer momento se declaró el nivel 1 de incendios, por estar en riesgo más de treinta hectáreas de terreno arbolado, aunque a lo largo de la tarde tras varias horas de ardua labor se decretó el nivel 0, (incendios que pueden ser controlados con los medios de extinción existentes y que no suponen riesgo de poner medidas adicionales de protección) puesto que la evolución de las llamas fue favorable según avanzaba la jornada. Aunque al cierre de esta edición no se habían publicado datos oficiales ni se había perimetrado la zona, todo indica que la superficie afectada comprende unas veinte hectáreas de masa forestal. «Hay que ser prudentes a la hora de dar información porque el fuego sigue activo en estos momentos, por lo que durante la noche se van a quedar un mínimo de dos cuadrillas con autobombas, técnicos y agentes para refrescar la zona y evitar la posible reactivación del incendio en el terreno», señalaban fuentes de la Junta de Castilla y León.

Según las primeras informaciones todo apunta a que el incendio ha sido causado por un rayo que impactó en un pino de la zona durante las horas previas provocando la propagación del fuego.

Tras varias horas de intenso trabajo, aproximadamente a las nueve de la tarde el alcalde de la localidad de Traspinedo, Javier Fernández, informaba del estado del incendio que aún no se daba por extinguido. «Se va a dejar un retén toda la noche por si se reactiva el fuego, ya que el terreno está bastante seco y lleno de maleza», destacaba el regidor, quien quiso agradecer además la labor de los agricultores y trabajadores de la zona, que se acercaron hasta el lugar con su maquinaria para tratar de colaborar en la extinción del fuego ocasionado, según indican las primeras hipótesis por un rayo.

El fuego arrasó a un vecino del pueblo una extensión de unos 1.500 pinos resineros

«Aunque no hay ninguna población cercana que corra peligro hay que estar muy pendientes de la evolución del incendio que se ha originado en la zona conocida como el Paraje de la Dehesa», señalaba el regidor. Desde cerca y muy pendientes en todo momento han estado también los alcaldes de localidades colindantes como son Santibáñez de Valcorba y Sardón de Duero por el alcance que pudiera tomar el suceso.

Entre 4.000 y 5.000 euros

La zona que se ha visto afectada por el fuego alcanzó además la zona propiedad de un vecino de la localidad de Traspinedo, que vio cómo la virulencia del fuego arrasó una extensión de 1.500 pinos resineros aproximadamente. «El fuego ha saltado la vía y ha arrasado la zona en la que trabajo, calculo una pérdida de entre unos 4.000 y 5.000 euros que perderé en esta campaña», señalaba aún conmocionado Mauro Olmedo, quien se desplazó hasta el lugar de los hechos desde el primer momento.

Con los efectivos trabajando durante la noche en la que las repentinas precipitaciones, la bajada de temperaturas y la humedad ayudaron a sofocar los rescoldos se espera la extinción de un incendio que ha mantenido en vilo a los vecinos de la zona.

Así ha quedado la zona después del incendio