Los jabalíes vuelven atacar un campo de maíz en la localidad de Pollos

Los destrozos de los jabalíes. /El Norte
Los destrozos de los jabalíes. / El Norte

Antes de que el maíz esté en su punto más álgido, los jabalíes se comen el sembrado, y cuando están crecidos, lo destrozan

Patricia González
PATRICIA GONZÁLEZPollos

Un año más los jabalíes han iniciado su habitual ronda de ataques en las tierras de labranza de la localidad de Pollos. En esta primera ocasión, a pesar de que los daños aún no están cuantificados, según explicó el alcalde de la localidad, Javier García Rojo, «los jabalíes han dañado una tierra de maíz por varios sitios por lo que mañana (por hoy) volverán a entrar y destrozarán mucho más».

Este primer ataque se suma a la larga lista de los que todos los años ocurren en esta localidad. Desde el Ayuntamiento, una vez más hacen un llamamiento a la Junta de Castilla y León para que tome medidas al respecto. «Cada vez tenemos más jabalíes y cada vez son más los destrozos y los ataques hasta tal punto que ya no sabemos que hacer» explicó el regidor.

Al parecer, los animales vivirían en la denominada isla de la alegría, un islote que hay en el cauce del río Duero al paso de Pollos. Desde este punto, nadarían por la noche hasta la orilla y «arrasan con todo lo que pillan a su paso». Antes de que el maíz esté en su punto más álgido, los jabalíes se comen los sembrado y una vez que están ya crecidos lo destrozan para comerse la denominada piña por lo que «la Junta de Castilla y León no puede mirar hacía otro lado. Tiene que tomar medidas ya que siempre protegen a los patos y cigüeñas de la isla de la alegría que nosotros conocemos como la de la tristeza por el mal que hace a los agricultores y a sus familias».

Quejas de los agricultores

Por el momento habrá que esperar para conocer si este es el primer ataque de la larga lista que se producen cada verano, hasta entonces desde la administración local, una vez más, reiteran sus quejas sobre el «maltrato» de la Junta de Castilla y León hacía «los agricultores y el campo ya que esto es la misma canción de los últimos años, ataques y más ataques y soluciones ninguna. Es una vergüenza».