La Fiscalía considera que los presuntos delitos de malversación, prevaricación y falsedad de Meseta Ski no han prescrito

Instalaciones de Meseta Ski en Villavieja del Cerro (Valladolid). /Ical
Instalaciones de Meseta Ski en Villavieja del Cerro (Valladolid). / Ical

La inhabilitación para Ruiz Medrano y Alfonso Centeno podría alcanzar los 20 años

EL NORTE

La Fiscalía de Valladolid considera que los presuntos delitos de malversación, prevaricación y falsedad cometidos durante la tramitación del proyecto de Meseta Ski por parte de los principales responsables de la Diputación de Valladolid en 2006 no han prescrito, dado que el daño supera los 50.000 euros.

Según un comunicado conjunto del Grupo Socialista y de Toma la Palabra en la Diputación de Valladolid, que hoy recibieron el decreto de la Fiscalía sobre el caso, en la tramitación del proyecto se aprecian indicios de malversación, prevaricación y falsedad, por lo que el entonces presidente de la Diputación, Ramiro Ruiz Medrano, y el expresidente de Sodeva, Alfonso Centeno, podrían enfrentarse a penas de hasta 20 años de inhabilitación.

Desde ambos grupos se sostiene que la Fiscalía ha asumido sus acusaciones, en especial la ocultación del volumen de las obras pretendidas para eludir los controles que exigía la ley de contratos. Además, aseguran que esta obra se intentó legalizar con la tramitación en las Cortes de la correspondiente ley para su consideración como Proyecto de Interés Regional, norma que fue declarada inconstitucional por el Tribunal Constitucional. «Este hecho, sumado al de la demolición de las obras, lo que conllevó la pérdida de la inversión realizada, podrían ser las causas de la presunta malversación de fondos públicos.

En el comunicado, según informa Ical, también se resalta que ahora será el juzgado el que tenga que dilucidar quiénes son los «responsables de estas irregularidades y de haber despilfarrado mas de 11 millones de euros de dinero público». Para ambos grupos políticos, Alfonso Centeno y Ramiro Ruiz Medrano son los «máximos responsables políticos».