Apenas un 2% de los 1.988 conductores controlados en Laguna superó el límite de velocidad

Contral por radar de la Policía Local en el municipio lagunero./J. N.
Contral por radar de la Policía Local en el municipio lagunero. / J. N.

El Ayuntamiento subraya que las campañas no tienen afán recaudatorio, sino prevenir los accidentes

J. NIETO

La Policía Local de Laguna de Duero ha sancionado a 45 conductores de los 1.988 vehículos controlados con su radar, lo que supone un 2,26 % del total de los vehículos que han circulado ante el cinemómetro. Los controles se han realizado entre los meses de abril y junio de este año y los parámetros utilizados para realizar la medición de la velocidad ha sido la de captar a todos aquellos vehículos que sobrepasaran como mínimo la velocidad determinada en la vía en doce kilómetros por hora. Para la concejala de Seguridad Ciudadana, Paula Carriba, es esperanzador que solo un 2,26 % de los vehículos controlados hayan sido denunciados por una velocidad superior a los 52 kilómetros por hora, en los tramos limitados a 40.

«Agradecemos enormemente a la Policía Local el esfuerzo que está realizando para que ese porcentaje siga bajando con sus iniciativas y actuaciones. La edil lagunera insiste en que el objetivo que persigue el Ayuntamiento con estos controles no es recaudatorio, sino que es la prevención y seguridad de todos los vecinos. «Creemos necesario que los conductores cumplan con las limitaciones de velocidad para evitar, en la medida de lo posible, los accidentes de tráfico y los atropellos de viandantes».

La conclusión que obtiene la concejalía de estos tres meses es que el exceso de velocidad se limita a casos muy puntuales, salvo en la zona de la avenida de Prado Boyal a la altura del Liceo Francés donde se ha producido el mayor número de denuncias, a pesar de que los controles han coincidido con el horario de salida del colegio; y en la avenida de Madrid, en a la altura de Carburos Metálicos. La Policía Local comenzó en el mes de marzo un muestreo para observar si la velocidad dentro del municipio resultaba ser un problema e identificar aquellos puntos en los cuales por las características de la vía u otras circunstancias, el exceso de velocidad podía constituir un serio problema en la seguridad de los usuarios de la vía.

En el mes de abril, coincidiendo con una campaña de la Dirección General de Tráfico, y una vez colocadas seis señales de tráfico en los accesos del municipio, donde se informaba de controles de velocidad en todo el casco urbano, se iniciaron los controles en la avenida Rafael Alberti con calle Federica Montseni; en los números, 4, 65 y 82 de la avenida Madrid, así como frente al centro de salud, calle Arrabal, avenida Prado Boyal, frente al Liceo francés, y en Cañada de la Nava, cerca del punto limpio. Durante los siguientes meses se seguirán realizando controles de velocidad en el municipio, tanto por los ya mencionados como por otros nuevos, como la avenida del Estadio, avenida de las Salinas y las calles Pisuerga y Bodegas, con el objetivo de seguir mejorando la seguridad en el municipio.