Protos elaborará rosado de Cigales en una bodega en la que invertirá seis millones de euros

Reproducción infográfica de la futura Bodega Protos, en Cubillas de Santa Marta. /
Reproducción infográfica de la futura Bodega Protos, en Cubillas de Santa Marta.

La empresa prevé producir en 2020 en las nuevas instalaciones de la localidad vallisoletana de Cubillas de Santa Marta

NIEVES CABALLERO

El consejo de administración de Bodegas Protos ha aprobado nuevas inversiones para echar raíces en la Denominación de Origen Cigales con el objetivo de producir vinos rosados de máxima calidad, una vez analizado el potencial vinícola de la comarca. Con una inversión inicial de seis millones de euros, Protos ha comprado terrenos en Cubillas de Santa Marta, muy cerca del casco urbano, para construir una bodega. Aunque ya produce rosados en la DO Ribera del Duero, donde su principal activo son los tintos, el objetivo es elaborar vinos de este tipo que se conviertan en una referencia nacional e internacional con contraetiqueta de Cigales.

En un principio, elaborarán alrededor de 200.000 botellas de rosados con su marca a partir de la añada de 2020, aunque la bodega tendrá capacidad para recibir 600.000 kilos de uva y producir medio millón de botellas, según detalló el director general de Protos, Carlos Villar. El edificio ocupará 3.000 metros cuadrados de las seis hectáreas de terreno que ha adquirido Protos, por lo que tendrá espacio suficiente para duplicar las instalaciones en el futuro, en el caso de que sea necesario. Por fuera estará revestida de piedra caliza en las fachadas principales y de cemento visto en la zona de recepción de la uva. La cubierta y otros detalles serán de acero autopatinable, también conocido como corten.

La bodega tendrá salida a la carretera comarcal VA-VP-4405 que desemboca en la autovía A-62, un hecho que es importante desde el punto de vista de las comunicaciones y la logística. Las parcelas compradas se sitúan muy cerca del casco urbano y enfrente de dos pequeñas bodegas de la DO Cigales, Santa Rufina y CH Vino de Cubillas. Comprarán las uvas a otros viticultores porque, por el momento, no han adquirido viñedo.

El edificio estará dotado de la última tecnología para elaborar «el mejor rosado posible»

El edificio estará dotado de la última tecnología para elaborar «el mejor rosado posible» CARLOS VILLAR. DIRECTOR GENERAL DE PROTOS

Carlos Villar explicó que uno de los motivos para buscar otra zona de producción es que «en Ribera del Duero es más complicado elaborar rosados por el precio de la uva», porque siempre se obtiene un mayor rendimiento en los tintos con la elaboración de crianzas y reservas. «El tinto aguanta los precios», apunta el director general. De hecho, la llegada de Protos a Cigales podría conllevar la revalorización de la uva y que los viticultores no acaben arrancando el viñedo o vendiendo el fruto a otras bodegas de Castilla y León, incluso de fuera de la comunidad.

Además, Protos confía en que haya en el futuro un repunte en la venta de vinos rosados, como se empieza a apreciar en los cuatro países que son líderes en la actualidad, como son Francia, Italia, España y Estados Unidos. Aún así, solo el 10% de los vinos que se comercializan en el mundo son rosados.

La empresa ha barajado dar el salto a una de las dos denominaciones de origen españolas que son reconocidas por la elaboración de rosados, Cigales y Navarra. Finalmente, se han decidido por Cigales por varios motivos, entre otros porque cuenta con viñedos viejos que se ubican a una media de 750 metros de altitud y se encuentran plantados en suelos calizos, así como una pluviometría de unos 400 litros al año. Otra de las claves está en sus viñedos viejos que fueron plantados con mezclas de uvas tintas, sobre todo tempranillo y algo de garnacha, y blanca, como verdejo y albillo, siempre buscando que los famosos claretes fueran frescos y aromáticos. Villar subraya que «al final, los terruños de Cigales, próximos al Pisuerga, son muy parecidos a los de la Ribera del Duero» y «el potencial vinícola» de la zona ha convencido a los socios de Protos.

La empresa vitivinícola espera arrancar con una producción de 200.000 botellas

Por todo ello, Protos espera dar «un salto cualitativo en la elaboración de rosados», sin descartar en el futuro la producción de tintos. Muchas bodegas de la DO Cigales han demostrado que existen mimbres suficientes para producir también esta tipología de vinos.

La empresa ha solicitado ayudas europeas en el marco del Programa de Apoyo al Sector Vitivinícola Español para el periodo 2019 a 2023 y espera que la resolución llegue en verano para, a continuación, iniciar la obra civil. Por el momento, ya están tramitando los permisos de suelo y empezará enseguida la acometida eléctrica. Si todos los plazos previstos se cumplen, los primeros Protos de Cigales serán de la añada 2020. Protos ha vuelto a confiar en la empresa de ingeniería y arquitectura vallisoletana Arbor para llevar a cabo este nuevo proyecto vitivinícola.

Carlos Villar justifica la inversión inicial de seis millones de euros en la construcción de una bodega moderna dotada con «la última tecnología para elaborar los mejores rosados posibles», tantos frescos como criados en sus propias lías para que tengan más cuerpo y estructura. En estos momentos, Protos elabora 120.000 botellas de rosados en Ribera del Duero, pero Villar insiste en que con la entrada en Cigales «se dará un salto cualitativo que no podíamos dar en la bodega ribereña.

«La marca Protos es confianza», argumenta, antes de recordar que la llegada de Protos a Rueda, en concreto a La Seca, supuso una inversión inicial de tres millones de euros que hubo que ampliar al poco tiempo para aumentar la capacidad de producción debido a la buena aceptación que tuvieron sus vinos blancos de la variedad verdejo.

Tres empleos y enólogo

La nueva bodega permitirá crear tres empleos, aunque es previsible que aumente el número con el tiempo. Además, generará muchos más puestos de trabajo indirectos por las labores del campo, como la poda y sobre todo la vendimia. Al mismo tiempo, Protos buscará un enólogo que conozca la zona, sus viñedos y su potencial vinícola, que dependerá orgánicamente de su directora técnica, Marilena Bonilla.

Protos es una de las bodegas de referencia de Castilla y León desde sus orígenes en 1927 en Peñafiel (Valladolid) y una de las fundadoras de la DO Ribera del Duero, en 1982. Desde ese momento, sus socios (270) no ha dejado de invertir y crecer hasta lograr que sus vinos estén presentes en un centenar de países. Ya en 1989, dio un salto a la Ribera burgalesa, a Anguix, para elaborar sus tintos de más calidad. En 2006, apostó por la Denominación de Origen Rueda. Entre los años 2004 y 2008 levantó en Peñafiel su bodega más vanguardista diseñada por el arquitecto británico Richard Rogers.

La Denominación de Origen considera que será un espaldarazo para la zona
Julio Valles.

La llegada de Protos será una espaldarazo para la pequeña Denominación de Origen Cigales. Así, lo confirmaron ayer tanto su presidente, Julio Valles, como su gerente, Raúl Escudero.

Julio Valles señaló que «todo lo que sea invertir es una alegría para la DO Cigales, sobre todo tratándose de una empresa tan seria como Protos, que siempre ha apostado por la elaboración de vinos de calidad». Por un lado, «hay muchos viticultores dispuestos a venderles las uvas, que ahora se ven obligados a hacerlo fuera de la DO, y podrán llegar a acuerdos con la nueva bodega, y espero que a buen precio», también significará «un crecimiento importante en número de botellas y contraetiquetas», pero sobre todo supondrá que los vinos de Protos Cigales se conocerán por todo el mundo, dada «la importante red comercial con la que cuenta la empresa».

El gerente del Consejo Regulador de Cigales, Raúl Escudero, aseguró que este desembarcó supondrá un escaparate para todos, dado que «los vinos de la marca Protos se exportan por todo el mundo» y también confía en que se revalorice el precio de las uvas.