Lo que no te puedes perder de Pingüinos el sábado 12

La falla pingüinera, que arderá hoy a las 00:30 de la noche, obra de Juan Villa. /Gabriel Villamil
La falla pingüinera, que arderá hoy a las 00:30 de la noche, obra de Juan Villa. / Gabriel Villamil

Los desfiles marcan el día grande de la concentración; en el de antorchas, ojo al cambio de recorrido

Antonio G. Encinas
ANTONIO G. ENCINASValladolid

Si eres motero, y en este punto tanto da si te has inscrito o no, el desfile de banderas es algo en lo que hay que participar (12:00 h., salida en antigua Hípica militar, llegada a Recoletos por Plaza Colón). Porque va más allá de ir de un punto a otro despacito y aparcar la moto en Recoletos. Es una sensación impagable entrar en Valladolid arropado por miles de compañeros de asfalto y sentir el cariño de los vallisoletanos. De los chavalines que miran con los ojos abiertos de par en par, de los que sacan el móvil para retratar esa moto o aquel sidecar.

Si no eres motero, acudir como espectador es una gozada. Si quieres que los niños vean cerca a las motos y que puedan incluso chocar los cinco -con cuidadito- con los participantes, que circulan muy despacio, tu lugar es Parque Alameda, cerca del paso bajo la ronda interior, donde se forma un embudo para enfilar después por la ronda hacia el Paseo Zorrilla. Si lo que quieres es pasear entre motos, tu punto idóneo es Recoletos, donde aparcarán miles de monturas de todos los tipos.

El otro gran momento de la jornada será el desfile de antorchas, bastante madrugador (20:00 h.) y con cambio de recorrido. Las obras de la Plaza Mayor harán que este año el recorrido se inicie la calle José Delicado, frente a la Cúpula del Milenio, para pasar por el puente de Isabel La Católica, Tenerías, Plaza de Zorrilla y, de nuevo, Recoletos. Los aledaños del puente pueden ser un buen lugar para observar las motos, con las antorchas encendidas, al paso por el puente. Una vez en la Plaza de Zorrilla, habrá que coger sitio pronto si se quiere evitar que el humo tape el espectáculo. Terminará con un 'toque de oración' interpretado a corneta que se prevé muy emotivo.

Entre el resto del programa es recomendable encontrar un hueco para ver el 'stunt' de Narcís Roca y Humberto Ribeiro, que ayer debutaron en Mojados con una actuación espectacular. Son tipos que pilotan de espaldas, sin manos, de pie sobre el sillín y casi de cualquier manera que se pueda ocurrir. Se ven más las tripas de sus máquinas, que ruedan en un caballito eterno, que sus carenados. Habrá dos tomas. A las 12 en Recoletos y a las 18 en Vallsur.

Quienes se queden en el nido pingüinero tendrán una actividad nueva, el vermú motero, con música de Old Memphis y sevillanas entre las 14 y las 17 horas.

Los Pichas, ese clásico dúo golfo vallisoletano que triunfa en las plazas, tendrán su momento a las 21:30 en el nido pingüinero. Para quien no los conozca, este es un buen momento para hacerlo. A las 00:30 llegará el turno de otro grupo con ese mismo toque gamberro, Tequila. Otro plato fuerte musical en una carpa que lucirá magnífica.

Y a las 00:00, muy cerca de allí, arderá la falla pingüinera pergeñada por el artista Juan Villa, creador del atrezzo de Cuarto Milenio. Este año ha elegido el símbolo de Pingüinos elevado sobre un podio en el que las letras VA se adornan con monumentos representativos de la ciudad y de la provincia.