Más de 500 personas exigen en Valladolid «mecanismos jurídicos para prevenir la violencia machista contra los niños»

Manifestación en Valladolid/HENAR SASATRE
Manifestación en Valladolid / HENAR SASATRE

La manifestación ha partido de Fuente Dorada minutos después de las 20:00 horas y ha finalizado en la Plaza Mayor con la lectura de un manifiesto

El Norte
EL NORTEValladolid

Más de medio millar de personas han exigido esta tarde en Valladolid, con motivo del Día Internacional para la eliminación de la Violencia de Género, mecanismos «legales, jurídicos y sociales» para acabar «de raíz con la violencia machista» contra los niños.

La manifestación, convocada por la Coordinadora de la Mujer, ha partido de Fuente Dorada poco minutos después de las 20:00 horas. La cabeza de la comitiva ha portado una pancarta con el lema 'Violencia machista a menores, ¡digamos no!', a la que seguían otras dos que rezaban 'Por el respeto y la igualdad, lucha contra la violencia machista' y 'No a la trata'.

En la concentración han estado presentes, el teniente de alcalde, Manuel Saravia, y los concejales de Participación Ciudadana, Alberto Bustos; Educación Infancia e Igualdad, Victoria Soto y Servicios Sociales, Rafaela Romero.

La movilización ha concluido en la Plaza Mayor con la lectura de un manifiesto en el que se ha reivindicado un mundo «igualitario» y «libre de la violencia contra las mujeres». «Vivimos en una sociedad machista y patriarcal, que lejos de eliminar la discriminación hacía la mujer, la legimita y la perpetúa», indicaba el documento.

Este año, la Coordinadora ha querido poner el acento en que la violencia machista no entiende de «etnia, religión o edad»; y es este último, uno de los asuntos más «preocupantes y alarmantes», los niños «asesinados por sus padres» o que quedan en «situación de orfandad» tras el asesinato de su progenitora. «Menores que sufren violencia sexual, menores que sufren violencia machista e incluso mueren a causa de ella», han lamentado.

Desde 1999 se han producido en España, más de 900 «feminicidios» y durante el año 2017, 94 mujeres, niños y niñas han sido «asesinadas» a consecuencia de la violencia machista, once de ellos menores, dejando también en los últimos tres años «166 menores huérfanos». «Entendemos que estas cifras son alarmantes e inaceptables por lo que es urgente y prioritario desarrollar mecanismos legales, jurídicos y sociales para prevenirla desde la raíz», han insistido.

Por ello, han reclamado que se pongan en marcha estrategias «efectivas» que garanticen la seguridad de las víctimas en su proceso de «recuperación y empoderamiento». «A diario vemos como los menores no tienen protección. Queremos recalcar que en ocasiones parte de la violencia que sufren, sólo es visible en situaciones extremas. Solo nos llegan noticias cuando son tan dramáticas, que las recogen los medios de comunicación: Aramis, Paula, Sara, Javier, y otros tantos menores que han sido asesinados por sus padres en 2017», han lamentado.

Exigencias

En este punto, el manifiesto ha enumerado una serie de exigencias que pasan porque las autoridades actúen para «prevenir estos asesinatos y librar a los niños» de la «violencia machista que se les ejerce». También han pedido aplicar la Ley de Enjuiciamiento Criminal que obliga a los órganos judiciales a «suspender» las visitas o bien a aplicar un régimen de seguridad de la integridad de los menores en caso de que decidan mantenerlas.

Proporcionar puntos de encuentro familiar «adecuados»; construir una «verdadera» red social de detección y vigilancia para que ningún niño sufra la violencia machista «sin que se pongan en marcha medidas de protección eficaces»; profesionales «concienciados y formados» sobre la violencia machista, especialmente la que se ejerce contra las personas menores de edad; lograr que la «coeducación y la educación sexual» estén presentes en todo el currículum educativo; hacer de la lucha contra la violencia machista una «cuestión de Estado» y «adaptar» todas estas medidas a nivel estatal, autonómico y local, impulsándolas desde las administraciones de forma «transversal» y en función de sus competencias, y haciendo «seguimiento y evaluación» de las mismas.

El manifiesto ha concluido recordando que esta lucha compete a «hombres y mujeres», a la «ciudadanía». A todos los «agentes de la sociedad civil», y a todas las «autoridades». «Es necesario el feminismo para el desarrollo de una sociedad justa y que persiga el bien común».

 

Fotos

Vídeos