«Hay que evitar el consumismo en el 'Black Friday', porque algo esté rebajado no significa que me lo tenga que comprar»

Un cartel anuncia el 50% de descuento en sus productos, con motivo del 'Black Friday'. / RODRIGO JIMÉNEZ

Los vallisoletanos opinan sobre los descuentos y el origen del fenómeno comercial conocido como 'viernes negro'

Laura Asegurado Mata
LAURA ASEGURADO MATAValladolid

Desde hace décadas, el último viernes del mes de noviembre está señalado en rojo en el calendario de los americanos. Y no desde hace tanto, también en el de los españoles. El ya globalizado 'Black Friday' o 'Viernes negro' -el día después de Acción de Gracias-, es la jornada previa a las Navidades donde los comercios ofrecen grandes descuentos. Si bien, esta tradición, que era exclusiva de Estados Unidos, se implantó en España en 2010 de la mano de Apple -aunque con más fuerza a partir de 2013- y desde entonces, el 'viernes negro' ya es todo un fenómeno de ventas también en nuestro país.

Ahora bien, ¿realmente se ahorra con el 'Black Friday'? Multitud de consumidores han denunciado año tras año que las empresas inflan los precios las semanas previas a esta fecha, para luego aplicar descuentos que no afectan al valor de referencia del producto. Es decir, la rebaja que dicen aplicar, no es más que un espejismo. De hecho, el último estudio realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) revela que solo el 37,5% de los productos analizados han sufrido un descuento durante el 'Black Friday', que el 44,3% no ha variado nada y que, para colmo, el 22% de ellos han visto incrementado su precio.

El problema está en que la maquinaria de marketing sabe hacer muy bien su trabajo y genera un deseo en los consumidores para un 'viernes negro' que, si no se pone cuidado, puede serlo aún más para nuestra propia economía.

R. J.

En Valladolid, las grandes compañías y el pequeño comercio también se han subido al carro de este fenómeno y han ofrecido descuentos en sus productos. Las calles del centro y las grandes superficies se han abarrotado de gente desde primera hora de este viernes, 23 de noviembre, y aunque la mayoría coincide en que los descuentos «no son para tanto», los vallisoletanos han aprovechado para hacer sus compras.

«Creo que hay empresas que inflan los precios las semanas previas al 'viernes negro'»

«Creo que hay empresas que inflan los precios las semanas previas al 'viernes negro'» JOSE, VECINO

«He aprovechado a comprar hoy para ahorrar un poquito, aunque los descuentos no son para tanto»

«He aprovechado a comprar hoy para ahorrar un poquito, aunque los descuentos no son para tanto» TERESA, VECINA

«La tecnología es lo que más merece la pena comprar estos días»

«La tecnología es lo que más merece la pena comprar estos días» carmen, vecina

«Hay que evitar el consumismo. No porque algo esté rebajado significa que me lo tenga que comprar»

«Hay que evitar el consumismo. No porque algo esté rebajado significa que me lo tenga que comprar» RAQUEL, VECINA

«Fuimos de viaje a Estados Unidos hace cinco años y cuando volvimos a Valladolid nos encontramos con el 'Black Friday', que nunca antes lo habíamos visto aquí»

«Fuimos de viaje a Estados Unidos hace cinco años y cuando volvimos a Valladolid nos encontramos con el 'Black Friday', que nunca antes lo habíamos visto aquí» Crissa, vecina

Por ejemplo, Teresa cuenta cómo en sus navidades no pueden faltar las marquesitas, un dulce que aprovecha a comprar en este día por su «descuento del 70% en la segunda unidad». «Sé que viene de Estados Unidos, pero no sé lo que significa el 'Black Friday'», asegura esta vecina vallisoletana. Lo que sí sabe es que puede ahorrarse un «15 - 20%» en algunos productos, como en los zapatos que se ha comprado.

Quien sí que sabe el origen de este día es la joven Mara y su madre americana, que residen en Valladolid desde hace años y cuentan que este fenómeno, asentado en su país de origen desde hace décadas, no lo habían visto nunca en España hasta hace aproximadamente cinco años. «Fuimos de viaje a Estados Unidos y cuando volvimos a Valladolid nos encontramos con el 'Black Friday', que nunca antes lo habíamos visto aquí», cuentan.

La tecnología, el producto estrella

Muchos coinciden en que el 'viernes negro' es una buena oportunidad para comprar, sobre todo, aparatos tecnológicos. «Nos hemos ahorrado 60 euros en un móvil», cuenta Carmen, quien lleva un tiempo «mirando cosas por internet y comparando precios, y realmente creo que merece la pena comprar hoy algunas cosas», asegura. Algo que también ha hecho otra ciudadana, Raquel, quien ha aprovechado este día para comprar aquello que ya tenía pensado comprarse de antes. Eso sí, solo lo que necesita: «Hay que evitar el consumismo. No porque algo esté rebajado significa que me lo tenga que comprar», defiende.

«Aunque es verdad que no todas las empresas tienen descuentos, si ya tienes algo en mente y ojeado de antes, y conoces su precio real, hoy puedes compararlo y ver el descuento que tiene», cuenta.