Les juzgan por usar documentación de una prima, lograr créditos y no pagarlos

Les juzgan por usar documentación de una prima, lograr créditos y no pagarlos

El fiscal demanda cuatro años y medio de prisión en cada caso

EFE

La Audiencia de Valladolid acogerá el 15 de marzo un juicio contra Alberto O.P. y Laura D.S.R., para los que el fiscal demanda cuatro años y medio de prisión en cada caso, por que supuestamente usaron la documentación de una prima del encausado con el fin de obtener créditos que no devolvieron.

Los dos acusados, «en connivencia», movidos por el deseo de procurarse un beneficio económico, idearon la forma de conseguir dinero, para lo que Alberto O.P. contactó con una prima suya en enero de 2016, según las conclusiones provisionales del fiscal y recoge Efe.

Contó entonces el acusado a su prima que tenía problemas judiciales y económicos, motivos por los que necesitaba como favor que le dejara sus datos y una copia de su DNI con el fin de abrir una cuenta bancaria en una entidad de ahorro de Toro (Zamora), para que los acreedores no pudieran ejecutarle.

La mujer accedió y se abrió la cuenta de forma inmediata, tras lo que el encausado supuestamente cambió el número de teléfono en el que se recibían los sms informando de los movimientos de la cuenta a su propio teléfono, mientras a finales de febrero del mismo año requería de nuevo a su prima para que le entregara una copia de su nómina.

La excusa en este caso fue ver el porcentaje del IRPF que le iba a tener que pagar por la tributación de los ingresos que tuviera en la cuenta de la entidad de ahorro.

Con la documentación en su poder, los acusados solicitaron el 3 de marzo de 2016 a una mercantil un préstamo por importe de 3.000 euros, para lo que aportaron dos nóminas, una de ellas alterada; el DNI y la libreta bancaria a nombre de la prima del encausado.

Les concedieron el crédito y les ingresaron el importe en la cuenta de la entidad de Toro, tras lo que cada uno de los acusados transfirió 1.500 euros a su respectiva cuenta, sin que el préstamo fuera devuelto.

Lo mismo hicieron el 9 de marzo de ese año con la solicitud de un crédito a otra mercantil, en este caso por mil euros, y en otras dos fechas de marzo de 2016 a dos sociedades distintas para obtener préstamos de doscientos y trescientos euros, respectivamente, este último sin finalizar.

Para el ministerio público, los hechos constituyen un delito continuado de falsedad en documento oficial y mercantil en concurso medial con un delito continuado de estafa, por los que pide la pena de cuatro años y medio de prisión y el pago de una multa de doce meses con una cuota de ocho euros al día.

Además reclama el abono de una indemnización conjunta y solidaria a las mercantiles que les concedieron los créditos, que suman en total 3.477,55 euros.

Está programado que la vista, en la que provisionalmente la defensa pide la absolución, se celebre el próximo 15 de marzo con el interrogatorio de los acusados y la declaración de testigos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos