El Ayuntamiento de Valladolid cifra en dos millones de euros el impacto turístico de las fiestas

Casetas de la Feria de Día en la zona de San Benito. /RODRIGO JIMÉNEZ
Casetas de la Feria de Día en la zona de San Benito. / RODRIGO JIMÉNEZ

La ocupación hotelera rozó el 95% durante el primer fin de semana de ferias y los hosteleros celebran el incremento de clientes al mediodía

Víctor Vela
VÍCTOR VELAValladolid

El Ayuntamiento de Valladolid ha cifrado en dos millones de euros el impacto económico que suponen las fiestas de la Virgen de San Lorenzo para el sector turístico y hostelero en la ciudad. Así lo ha asegurado este domingo por la mañana la concejala de Cultura y Turismo, Ana Redondo, quien asegura que las ferias son una de las «actividades más rentables» desde el punto de vista turístico y económico.

Durante el primer fin de semana (que coincidió con el concierto de Franz Ferdinand el sábado y Gloria Gaynor el domingo), los hoteles llegaron a cifras de ocupación del 95%, según informaron desde la concejalía a partir de los datos ofrecidos por el sector hotelero. En este segundo fin de semana, la cifra ha bajado al 85%. Durante todas las fiestas, la ocupación media ha rondado el 55%.

«El impacto es muy importante no solo desde el punto de vista económico, sino también social y cultural, con un grado de participación muy elevado», asegura Redondo.

El alcalde, Óscar Puente, ha asegurado que la rentabilidad que adquiere la ciudad no es solo económica, sino que las fiestas «y la calidad de su programación también contribuyen a difundir Valladolid como un destino cultural y musical muy atractivo». De hecho, el Ayuntamiento quiere convertir sus conciertos de ferias en «el festival de música gratuito más importante del país».

La presidenta de los hosteleros, María José Hernández, ha asegurado que las casetas han vivido más afluencia al mediodía «ya que las temperaturas han sido más agradables». En esta línea se ha manifestado también Puente: «Las temperaturas por la noche nos han hecho tirar de chaqueta, pero a mediodía ha sido beneficioso para la hostelería. Veníamos de unas fiestas muy calurosas que eran extremadamente buenas por la noche, pero que con tanto calor perjudicaban a las casetas al mediodía».

Desde la asociación de hostelería subrayan la importancia que tiene la música en directo en las zonas de la Feria de Día. «Cada se nota más, para bien». «En líneas generales, hemos tenido mayor afluencia que el año pasado, a pesar del aire e incluso de la lluvia del sábado», asegura Hernández. Eso, sin contar este último domingo lluvioso.

«La gente cada es más selectiva y busca calidad y servicio. El que falla, al final lo nota. Aunque la asociación está muy encima, la criba la hace el cliente», asegura la presidenta de los hosteleros.

Técnicos municipales han realizado más de cien inspecciones aleatorias en establecimientos de la Feria de Día y de la feria gastronómica (casetas regionales) para comprobar que se cumplían las normas de seguridad e higiene y prevenir posibles complicaciones alimentarias. Las inspecciones se han cerrado sin incidencias.