Los más de 630 empleados de Intrum se trasladarán de La Cistérniga al antiguo Museo Gabarrón

Edificio de la antigua Fundación Museo Cristóbal Gabarrón, en Huerta del Rey. /RODRIGO JIMÉNEZ
Edificio de la antigua Fundación Museo Cristóbal Gabarrón, en Huerta del Rey. / RODRIGO JIMÉNEZ

La multinacional sueca de recobro de deudas firma el contrato de alquiler para ocupar el edificio a inicios del 2020

Jorge Moreno
JORGE MORENOVALLADOLID

La multinacional sueca Intrum suscribió este viernes un contrato de arrendamiento con la propiedad del antiguo Museo Fundación Cristóbal Gabarrón, situado en la calle Rastrojo 1, en el barrio de Huerta del Rey, para ocupar y convertir este inmueble en su sede operativa para toda España.

La empresa se dedica al recobro de créditos y activos inmobiliarios (más de 170.000 actualmente) que le son traspasados por entidades financieras, como el Santander, Caixabank, o BBVA, y promotoras inmobiliarias.

Precisamente, el pasado mes de abril, el Banco de Sabadell vendió a Intrum su inmobiliaria Solvia, que disponía de una cartera de 141.000 activos, cuyo valor superaba los 30.000 millones de euros.

El cambio de sede en Valladolid supondrá que sus cerca de 630 empleados que trabajan desde hace años en el polígono industrial de La Mora, en La Cistérniga, se trasladen a la capital vallisoletana.

Según indicaron fuentes de la compañía, que emplazaron a dar más detalles de esta operación dentro de unos días, el contrato conllevará una reforma de antiguo inmueble Gabarrón, cuyos trabajos se espera que se prolonguen hasta los primeros meses del año 2020. Para entonces se confía en que se materialice el traslado del personal.

El pasado mes de febrero, el Ayuntamiento de Valladolid autorizó un cambio de uso de este edificio, que se encontraba abandonado tras la salida de la Fundación Gabarrón y su adquisición por parte de EspañaDuero. El precio de venta a inicios de este año era de 1,6 millones de euros. Fuentes de Intrum rehusaron también confirmar, por el momento, si la operación supone un arrendamiento con opción de compra o no.

La mercantil Fuentingel fue la encargada de tramitar en la Concejalía de Urbanismo el estudio de detalle para dar una salida al inmueble, cuyo estado de abandono había sido objeto de quejas por parte de los vecinos.

Con más de 4.000 clientes y una cifra de negocio en activos de 30.000 millones de euros, y otros 45.000 activos inmobiliarios en gestión, el mercado español es uno de los más importante de este grupo de gestión de deudas.

Intrum (que hasta mayo del 2018 operaba bajo la denominación de Lindorff, antes de que se produjera la fusión entre dos compañías de Noruega y Suecia especializadas en el recobro de deudas), comunicó ayer al mediodía a toda la plantilla de La Cistérniga esta movilidad de sede, que desde hacía meses se estaba negociando.

Aunque la compañía pidió en una nota «disculpas por las molestias que este proceso pueda causar», una parte de la plantilla ve con buenos ojos el cambio de sede, puesto que muchos de los trabajadores residen en la capital vallisoletana y reducirían diariamente la utilización de sus vehículos particulares, circunstancia que hacen actualmente para acudir a La Cistérniga.

El edificio del antiguo Museo Fundación Gabarrón tiene una superficie construida de 2.803 metros cuadrados, y se asienta en una parcela de 3.137 metros.