El Supremo deja visto para sentencia el recurso por el caso Arroyo

Los cinco magistrados escucharon ayer durante más de dos horas a las defensas, a la fiscal y a la acusación del caso Arroyo

M. D.valladolid

Los cinco magistrados del Tribunal Supremo escucharon ayer durante más de dos horas a las defensas, a la fiscal y a la acusación que han intervenido en el caso Arroyo, por el que la Audiencia de Valladolid condenó al alcalde de este municipio, José Manuel Méndez, a una pena de tres años de prisión por cohecho y a 16 de inhabilitación para ejercer cualquier empleo o cargo público. El recurso de casación interpuesto por Javier Gómez de Liaño, letrado de Méndez, fue defendido ayer por este abogado ante los magistrados, ante quienes justificó su petición de absolución en una intervención que se prolongó durante más de treinta minutos. «Aquí está la última palabra y la defensa de una persona a la que considero que se ha maltratado judicialmente», dijo Gómez de Liaño al tribunal.

En la vista de ayer también se personaron las defensas del presidente de Mahía, Ramón López Casal (condenado a 14 años de cárcel), y de su socio José Presas Zobra (dos años de cárcel), así como los letrados del arquitecto municipal, Buenaventura Conde Salazar (penado a siete años de inhabilitación), y de Jesús García Galván, absuelto de los delitos de prevaricación y cohecho.

El letrado de la acusación en este proceso, José de la Red, señaló al tribunal que «no hay otro interés que el de conocer la verdad» y negó que hubiera condicionantes políticos.

 

Fotos

Vídeos