300 águedas festejan a su patrona en Castrejón

El presidente de la Diputación abre el acto de las águedas en Castrejón de Trabancos. /
El presidente de la Diputación abre el acto de las águedas en Castrejón de Trabancos.

Medina del Campo acogerá el próximo año este encuentro, en el que las mujeres son alcaldesas por un día

PATRICIA GONZÁLEZCASTREJÓN

Tiene 19 años y desde hace dos forma parte de la cofradía de las Águedas de su pueblo, Bobadilla. «Mi madre y mi tía son águedas y me decidí a formar parte de esta tradición ya que creo que no se puede perder porque son nuestras raíces y a pesar de que los tiempos han cambiado mucho son cosas que no podemos perder» aseguró Atenea Recio, mientras sujetaba el estandarte que anunciaba la llegada de sus compañeras.

Fotos

Gracias a la participación activa de Atenea su hermandad cuenta con más de una veintena de socias pero «son todas mayores ya que las chicas de mi edad no quieren formar parte ya que piensan que es anticuado pero no se dan cuenta que en cierto modo nosotras somos el futuro de la mujer en el mundo rural y somos las que tenemos que apostar por mantener estas tradiciones y sobretodo por avanzar y actualizarlas».

El caso de esta cofradía donde la media de edad es elevada y la presencia de las jóvenes es minoritaria no es único ni peculiar ya que la realidad, según apuntaron muchas presidentas de las siete hermandades concentradas durante la tarde del jueves en Castrejón para conmemorar su festividad es que «cada vez somos menos, tenemos más bajas puesto que la juventud no quiere formar parte de esta costumbre que nos han inculcado desde pequeñas nuestras madres y nuestras abuelas» explicaron Elena Gutiérrez y Libertad García, quienes llevan venerando a la santa desde hace dos décadas.

Y es que a pesar de la falta de sabia nueva, las águedas de la zona sur de la provincia de Valladolid sobreviven al paso de los años. Muestra de ello fue la concentración de ayer donde alrededor de 300 mujeres reivindicaron el papel de la mujer en el mundo rural a través de consignas claras donde el no a la violencia de género y el sí a la igualdad plena entre hombres y mujeres sonó con más fuerza que nunca.

«Nosotras somos mujeres trabajadoras y mujeres que saben como sacar hacía delante una familia en una zona rural donde las oportunidades son menores que en las grandes ciudades» aseguraron varias águedas, quienes con motivo de la celebración ayer del día mundial contra el cáncer recordaron como a la mártir le amputaron los senos.

Los valores como el compañerismo, la solidaridad con todas aquellas hermanas que debido a los achaques de la edad han sufrido un mal año y las ganas de «ser alcaldesas por un día, ya que mañana nosotras somos las que mandamos» conformaron parte del ambiente que se vivió en Castrejón de Trabancos y que el año que viene se respirará en Medina del Campo, municipio que acogerá este encuentro en el que participan siete localidades de la Comarca tierras de Medina.

La fiesta se inició alrededor de las cinco y media de la tarde cuando todas las águedas procedentes de El Carpio, Medina del Campo, Alaejos, Bobadilla del Campo, Fresno el Viejo, Torrecilla de la Orden y Castrejón recibieron a las autoridades. Además de los alcaldes de los municipio concentrados, el encuentro contó con la presencia del presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero, que además de destacar el papel de la mujer en el mundo rural- «sois quienes dais vida a los municipios»- también destacó las actuaciones que la Diputación ha desarrollado durante el pasado año dentro del V Plan de Igualdad de Oportunidades y Contra la Violencia de Género.