Valladolid superará este año las 200 áreas de juegos infantiles y deportes al aire libre

La zona de aparatos de gimnasia de Las Moreras, similar a las proyectadas en los barrios de Parquesol, La Rondilla, Vadillos, Pajarillos, Delicias y La Rubia. /
La zona de aparatos de gimnasia de Las Moreras, similar a las proyectadas en los barrios de Parquesol, La Rondilla, Vadillos, Pajarillos, Delicias y La Rubia.

El Ayuntamiento destina 762.000 euros a la creación de once zonas recreativas en los barrios

J. SANZ

La capital superará este año las doscientas áreas recreativas de juegos infantiles y de deporte estático al aire libre diseminadas por sus parques y plazas gracias a la incorporación en los próximos meses de cinco nuevos espacios para los más pequeños y de otros seis de aparatos de gimnasia. El proyecto para su construcción está dotado con 762.000 euros e incluye también la renovación completa de otras siete zonas de columpios ya existentes, además de una pequeña partida para mejorar las restantes.

Los barrios que albergarán las nuevos áreas de juegos infantiles serán Los Santos Pilarica (dos), La Rondilla, Puente Jardín y Pilarica; mientras que las de deporte se instalarán en Parquesol, La Rondilla, Vadillos, Pajarillos-San Isidro, Delicias y La Rubia. Las primeras vienen a sumarse a las 169 zonas de elementos para niños (columpios, toboganes, balancines...) que ya existen en la ciudad y las segundas, las de aparatos de gimnasia (bicicletas, ruedas, tablas de abdominales...), se añaden a las 21 que hay la actualidad. Así que entre todas suman ahora mismo 190 y este mismo año alcanzarán las 201.

El pliego de condiciones para la contratación de las distintas empresas que ejecutarán los trabajos está ya finiquitado y saldrá a licitación pública en las próximas semanas, si bien antes tendrá que ser aprobado por la Junta de Gobierno que salga de la cita con las urnas de mañana.

El proyecto, que está abierto a la incorporación de otros barrios más adelante, está impulsado por el Servicio de Parques y Jardines y cuenta con dos partidas presupuestarias, ya aprobadas, que se reparten entre los 636.000 euros destinados a la creación o renovación integral de doce zonas de juegos infantiles y los 126.000 euros que irán a parar a hacer lo propio en seis áreas deportivas.

Listos en cuatro meses

«La idea es no solo crear nuevas zonas sino mejorar puntualmente otras ya existentes con la renovación completa o parcial de sus elementos de juego o biosaludables aparatos de gimnasia», explican fuentes de la Concejalía de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible antes de aclarar que las zonas en las que se va a intervenir en esta primera oleada del proyecto «han sido elegidas estudiando las reivindicaciones cursadas por los propios vecinos en cuanto a las necesidades de sus barrios o por la antigüedad que presentaba el material ya existente».

Así que barrios de reciente creación como Los Santos Pilarica, uno de los últimos en incorporarse al plano de la ciudad, contarán ahora con dos zonas de juegos infantiles en torno a la calle Cometa, al igual que Puente Jardín (parque del Jardín Botánico). Otros más veteranos, como La Rondilla (calle Luis Rojo) o Pilarica (plaza del Encuentro de los Pueblos), también estrenarán áreas para niños.

Los elementos que se instalen en estos puntos, o los que se sustituyan en los ya existentes, pasarán a formar parte del amplio catálogo, para entonces, de 174 zonas de juegos infantiles destinados, en teoría, a niños de hasta 12 años. Eso, como curiosidad, supondría una ratio de un área recreativa para cada 187 menores de esa franja de edad (32.699).

Los plazos de ejecución de este proyecto de intervención apuntan a tres meses de tramitación administrativa y otro mes y medio de ejecución a cargo de las distintas empresas adjudicatarias serán varias. Siempre, claro, en función de lo ocurra mañana en las elecciones municipales y de la posterior decisión que adopte la futura corporación municipal.

La 'campa' de Belén

Nadie, o casi nadie, juega en los modernísimos juegos infantiles instalados hace apenas un par de años en la campa de la plazoleta del barrio Belén próxima a la Escuela de Industriales. Y no lo hacen porque ni los propios niños entienden cómo hacerlo. Así que ellos mismos, en una iniciativa promovida por el colectivo vecinal Manurbe, votaron hace un año qué juegos querían para su parque participaron niños de entre 3 y 10 años sobre un catálogo de otras zonas de la ciudad. Pues bien, el Ayuntamiento ha recogido el guante e instalará allí exactamente lo que pidieron los expertos en la materia, es decir, los pequeños del barrio. Se retirarán los elementos actuales y colocará una estructura multijuego con toboganes y pasarelas tradicionales, así como distintos balancines. Hablaron las urnas.

Lo que no se detendrá, pase lo que pase, será el programa habitual de mantenimiento y renovación ordinaria de las actuales 190 áreas infantiles y deportivas de la capital. «El coste de mantenimiento de estos elementos es elevado, es cierto, aunque también es verdad que el cuidado por parte del usuario es bastante bueno», resumen las fuentes consultadas del Servicio de Parques y Jardines. El problema pasa por el vandalismo, del que no se libran estos elementos que también forman parte del mobiliario urbano.

«Tenemos oleadas de ataques que suelen ir por años y que se centran habitualmente en determinados barrios», añaden las mismas fuentes antes de concretar que la última, por ejemplo, se llevó por delante «todos los elementos infantiles que están colocados en la plaza de San Juan». Los autores, según los comerciantes del entorno, fueron un grupo de chavales presumiblemente menores.

Los juegos infantiles, al igual que los aparatos de gimnasia, son sometidos a inspecciones semanales, trimestrales y anuales más profundas para garantizar la seguridad de sus usuarios. «Se compran aparatos de primera calidad, pero el uso desgasta el material y el vandalismo también hace daño, por eso se revisan y se renueva el material», concluyen.