La reparación de una fuga mantiene a Argales sin salida hacia Arco de Ladrillo

Trabajos de reparación de la rotura en Daniel del Olmo. /
Trabajos de reparación de la rotura en Daniel del Olmo.

J. SANZ

Los operarios de la empresa concesionaria del servicio de aguas (Agualid) comenzaron ayer los trabajos de reparación de la última tubería de grandes dimensiones que se fracturó el martes y que anegó parte del polígono de Argales. La intervención mantiene cerrado al tráfico el tramo afectado de la calle Daniel del Olmo, entre la avenida de El Norte de Castilla y Arca Real, lo que supone dejar al área industrial si su principal vía de salida hacia Arco de Ladrillo y la avenida de Madrid.

La tubería dañada, de 600 milímetros de diámetro y de poliéster, se encuentra a una profundidad de tres metros, por lo que los trabajos podrían prolongarse durante días.

El concejal de IU y candidato de Valladolid Toma la Palabra, Manuel Saravia, pidió ayer «al Ayuntamiento que asuma su responsabilidad ante la falta de control sobre la empresa concesionaria» y a esta que «dé explicaciones convincentes».