Cómo hacer la maleta perfecta

No olvides los complementos para dar un toque 'chic'. La ropa de 'por si acaso' en casa está mejor, que sabes que no lo vas a utilizar

Cómo hacer la maleta perfecta
Daniel Pedriza
Laura Cáneva
LAURA CÁNEVA

Verano, por fin, sinónimo de viajes, vacaciones, escapadas y descanso. Es momento de preparar nuestro viaje y, para ello, sin duda, necesitarás llevar una maleta. Te voy a dar un montón de trucos para que la organices y consigas la maleta perfecta con todo lo necesario y sin 'extras' que solo te hacen llevar más peso y luego no utilizarás.

Lo primero que debes tener en cuenta es el lugar al que vas, la cantidad de días que permanecerás allí y el tiempo que va a hacer. No es lo mismo un viaje de fin de semana que uno de más de un mes, pero lo vas a preparar de la misma manera en ambos casos.

Asigna un 'look' completo para cada día e intenta que combine con el resto de 'outfits' que vayas a llevar, de esta manera con la misma ropa tendrás múltiples opciones para vestirte. No olvides los complementos para dar un toque 'chic'. La ropa de 'por si acaso' en casa está mejor, que sabes que no lo vas a utilizar.

Haz una lista con todo lo que vas a necesitar llevar y vete punteando si lo tienes preparado, lo tienes que comprar…

Apunta cada 'look' completo, por ejemplo, vaquero blanco, camiseta blanca, sandalias tacón doradas, collar mariposa y así no olvidarás nada. Igual lo harás con lo que lleves en el neceser, los aparatos electrónicos, etc. A mí me resulta muy útil una vez que tengo hecha la lista ponerlo todo encima de la cama a medida que lo tengo preparado y de esta manera luego solo es guardarlo en la maleta.

Si vas a realizar alguna actividad (buceo, escalada…) o vas a ir a playa o piscina, tendrás que llevar lo necesario. Procura minimizar lo que lleves y así evitarás ir cargado sin motivo. Para playa o piscina lo básico sería una toalla, chanclas, un bañador de uso y unos de cambio y la crema solar.

En cuanto a los accesorios necesarios como cargadores de móvil, tablet u ordenadores, auriculares, baterías externas, cámaras de fotos… Guárdalo todo junto en una bolsa y utiliza pequeñas gomas para recoger los cables y que no se enreden. Los aparatos electrónicos protégelos con fundas acolchadas para evitar que se deterioren o rompan.

Ha llegado el momento de guardar todo lo que has preparado en la maleta. Después de toda la planificación que has realizado no vale guardarlo de cualquier manera. Me encanta utilizar bolsas separadoras que te permite, si compartes maleta, llevarlo independientemente, además de contenerlo y que no se mueva dentro de la maleta.

Las prendas más delicadas colócalas lo más estiradas posible en el fondo de la maleta, vestidos, pantalones finos… Tanto si utilizas las bolsas separadoras como si no, dobla todo lo demás en vertical, optimizarás el espacio y lo verás más fácilmente.

Las cosas más pesadas, como pueden ser los zapatos, guárdalos en la zona baja, para que cuando pongas tu maleta de pie no aplaste a todo lo demás. No olvides meter bolsas vacías para utilizar con la ropa sucia y que no se manche o coja olor el resto. Procura llevar los zapatos en bolsas individuales, si pueden ser de tela mejor, para que como en el punto anterior, no ensucien nada.

Como ves si lo planificas bien hacer la maleta será coser y cantar y disfrutarás al máximo de tu viaje, sabiendo que llevas todo lo que necesitas y sin peso extra. ¡Buenas vacaciones!