En Magaña se apaga Internet

Vecinos de Magaña miran sus teléfonos móviles./J. García
Vecinos de Magaña miran sus teléfonos móviles. / J. García

El municipio soriano ha disfrutado de conexión gratis durante los últimos doce meses gracias a un concurso; ahora vuelve a la realidad de su entorno

Isabel G. Villarroel
ISABEL G. VILLARROELSoria

Hace ahora un año que los vecinos del municipio soriano de Magaña, situado en la comarca de Tierras Altas y con 79 habitantes, ganó el premio de la empresa Hispasat por el concurso #EnREDatupueblo. Podrían disfrutar de Internet vía satélite de forma gratuita durante un año. Lo más curioso de estos doce meses ha sido ver cómo los vecinos que residente habitualmente han aprendido a utilizar aplicaciones de mensajería instantánea e, incluso muchos, las redes sociales, pese a que el salto generacional tan patente les ha complicado la tarea los primeros días. Pero es más, Magaña ha estado todo un año con Internet pero sin cobertura de móvil, lo que significa que ha podido chatear, enviar correos electrónicos o hacer búsquedas concretas en la red pero han seguido sin poder llamar por teléfono. «Solo hay un poco de cobertura con un único operador en lo alto de un pequeño cerro a las afueras del pueblo, donde tenemos que subirnos de vez en cuando para hacer nuestras llamadas quienes podemos, porque los veraneantes no vienen preparados para ello», explica el alcalde Fernando Marín.

Y como la situación no deja de sorprender, «en época estival se sobrecarga también la línea fija de teléfonos cuando vienen los vecinos que viven fuera y que pasan aquí los veranos, tanto es así que yo llamo a mi casa a preguntar por mi madre y me sale la voz de otro vecino del pueblos que no corresponde porque aparecen las confusiones entre líneas, así que la desesperación de aislamiento es importante». Eso sí, Internet no les ha fallado en los doce meses. Se les termina ya porque el alcalde consiguió que Hispasat prorrogara el premio un mes más, hasta finales de agosto, para dar servicio a los forasteros.

«El premio ha sido anecdótico, seguimos a la espera de un plan específico para la zona»

Qué va a ocurrir a parir de ahora que llega el apagón online, es lo que algunos vecinos se preguntan. Pueden contratar el servicio y acogerse a la oferta comercial que les hace Hispasat, «pero que desde nuestro punto de vista es cara, pero quien quiera seguir con ello puede hacerlo. Del resto de casas se retirarán las antenas si no contratan el servicio». Son 43 las antenas instaladas y, como complemento a estos terminales para uso privado, Hispasat y Quantis han colocado cuatro puntos Wifi de acceso abierto: dos en Magaña, otro en Pobar y un cuarto en Villarraso, cubriendo así todos los núcleos de población que conforman el municipio.

No se han generado nuevos negocios ni se ha fijado población. «El premio ha sido más anecdótico que otra cosa, pero sí que estamos en la cola de la lista para que la Diputación Provincial extienda Internet hasta aquí en el proyecto que tiene de cobertura digital a través del plan de dinamización específico».

La conexión vía satélite ha permitido a los habitantes acceder gratuitamente a Internet de 30 megas durante este periodo; no solo a los vecinos sino también a las instituciones públicas como el ayuntamiento, el centro de salud, también a algunos negocios ubicados en Magaña que dan servicio a los pueblos enclavados entre Tierras Altas y el Moncayo. Hablar por WhatsApp con los nietos y los hijos, enviarse fotos del verano en Magaña, no perderse detalle de dónde han viajado los amigos o mantener el contacto con familiares que viven en el extranjero. Ha sido toda una nueva experiencia que muchos van a echar de menos después de conocer la civilización digital. «Es muy triste que nos vayamos a mantener el margen otra vez de la sociedad de la información y de la cultura online compartida, que aporta muchos beneficios y numerosas oportunidades de crecer y desarrollarse económicamente», apunta el alcalde, «pero ésta es una solución muy puntual y temporal, lo contrario es muy caro para cualquiera de nosotros».

El Ayuntamiento de Magaña presentó su candidatura con un vídeo en el que explicaban las mejoras que la conectividad satelital podría originar en distintos aspectos de sus vidas, y de las actividades del municipio. Veinticinco fueron los pueblos de toda España que se inscribieron en el concurso, que tenía como objetivo dar a conocer la solución que el satélite ofrece al problema de la desconexión digital en regiones apartadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos