Sin control el incendio que afecta al suroeste de la Comunidad de Madrid

Frente del incendio visto desde el casco urbano de Cadalso de los Vidrios (Madrid). / EFE

Las llamas, ya ha quemado más de 1.300 hectáreas, obligaron a desalojar a vecinos de dos urbanizaciones y un camping en Cadalso de los Vidrios

AGENCIASCadalso de los Vidrios (Madrid)

La Comunidad de Madrid ha activado a primera hora de este domingo el nivel 2 del plan de emergencias contra incendios (Infoma) debido a la evolución del fuego en las localidades de Cenicientos y Cadalso de los Vidrios, según ha informado Emergencias 112 Comunidad de Madrid. Las llamas ya han arrasado más 1.300 hectáreas, lo que convierten este siniestro como el incendio forestal más importante declarado en la región desde 2012.

El centro de emergencias ha comunicado esta circunstancia a los ayuntamientos de la zona y a los organismos públicos. Por su parte, la Guardia Civil inició la pasada madrugada el desalojo de unas 40 viviendas de la urbanización La Castellana, en Cadalso de los Vidrios.

Unos 75 vecinos de La Castellana han sido realojados en el polideportivo de la localidad, dijo un portavoz de Emergencias 112 Comunidad de Madrid, que indicó que la evacuación comenzó hacia las 4:00 horas «debido a la cercanía del fuego que se estaba aproximando a las viviendas», aunque se mantenía a cierta distancia de ellas.

Durante la mañana, los equipos de extinción trataron de atajar los frentes para evitar que llegaran a las vivienda del pueblo. Sin embargo, también se ha desalojado la camping de la localidad ante el avance del incendio que afecta a ese término municipal.

A mediodía también han sido desalojadas las viviendas limítrofes al terreno forestal de la uirbanización El Encinar del Alberche, en Villa del Prado, según decidió el Infoma. Los vecinos han sido trasladados al polideportivo municipal.

Por su parte, el presidente regional en funciones, Pedro Rollán, ha vuelto al centro de mando a primera hora de este domingo tras activarse el nivel.

Incendios en Ávila

Al norte de Cadalso de los Vidrios, ya en la provincia de Ávila, la Junta de Castilla y León ha rebajado el nivel de peligrosidad de los incendios que aún permanecen activos en los municipios de El Arenal, Gavilanes y Pedro Bernardo, todos ellos situados en la vertiente sur de la sierra de Gredos, dentro de la comarca del valle del Tiétar.

Según ha explicado este domingo el delegado territorial de la Junta, José Francisco Hernández, la Administración autonómica ha desactivado el nivel 2 de peligrosidad -en una escala de 0 a 3 de menor a mayor- declarado el sábado por la simultaneidad de dos fuegos de nivel 1.

En el incendio de El Arenal, que se declaró el sábado en torno a las 16:00 horas, trabajan 94 efectivos y 21 medios terrestres de la Unidad Militar de Emergencias (UME), así como tres autobombas, tres agentes medioambientales y dos técnicos. Según Hernández, la situación general del incendio de El Arenal es «buena», ya que «ha dado sus frutos» las tareas realizadas desde el primer momento en este fuego que «sigue activo».

En el caso del fuego de Gavilanes y Pedro Bernardo, se mantienen el Nivel 1 de peligrosidad, si bien la situación «tiende a mejorar considerablemente», ha apuntado José Francisco Hernández, que no obstante, ha apelado a la «prudencia», ya que «queda muchísimo trabajo por delante». Aquí trabajan 114 efectivos y 29 vehículos de la UME, ocho medios aéreos, seis autobombas, cuatro cuadrillas terrestres, cinco agentes medioambientales y cuatro técnicos.

Controlado el fuego en Toledo

El incendio que se declaró este viernes sobre las 17:00 horas en Toledo, en el entorno de Montesión y La Bastida, ha quedado estabilizado sobre las 8:34 horas de este domingo, por lo que se ha desactivado el nivel 1 de alerta y vuelve a estar en nivel 0. En la zona trabajan este domingo siete medios y 40 personas para lograr su extinción.

Tras descender el nivel de alerta y según han indicado fuentes del Gobierno castellano-manchego, las 22 personas evacuadas de la residencia El Alba, el Hogar 2000 y la protectora de animales han podido volver a las mismas.