Huelga contra un cambio climático que ya está aquí

Chimenea de una fábrica de Kawasaki. / Efe

Miles de jóvenes de todo el mundo saldrán este viernes a la calle para reclamar a sus gobiernos medidas más contundentes contra el calentamiento global

DANIEL ROLDÁN y ALFONSO TORICESMadrid

Mientras Naciones Unidas discute en Nairobi (Kenia) sobre cuál es el diagnóstico de la Tierra por culpa del cambio climático, los jóvenes de todo el mundo están llamados este viernes a exigir a los políticos «medidas más contundentes» para parar la cuenta atrás, cuyo final está en 2030.

La franquicia española de 'Fridays For Future', el movimiento ecologista mundial inspirado por la protesta y los discursos de la adolescente sueca Greta Thunberg, intentará parar los institutos y universidades de todo el país para secundar la huelga climática convocada en todo el planeta y tratará de mostrar en la calle el músculo de una organización puesta en pie en menos de dos meses con concentraciones y manifestaciones frente a ayuntamientos, ejecutivos y parlamentos de 45 ciudades de las 17 comunidades autónomas. Será la contribución española a una movilización que quiere convulsionar a los gobernantes para que escuchen a los científicos y tomen ya medidas efectivas para frenar el cambio climático con la celebración del paro y de casi 2.000 protestas en más de un centenar de países.

2030 es el punto de no retorno marcado por los científicos, que alertaron que un calentamiento global mayor de 1,5 grados sería devastador para el planeta y que la frontera para poder evitarlo es dentro de once años. Solo once años. Por ejemplo el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) señaló que un aumento de dos grados, 'solo' medio grado, acabaría con los arrecifes del mundo. Esa subida, segúndijo el copresidente del IPCC, el profesor Jim Skea, se puede producir en once años. Aunque algunas de las consecuencias del cambio climático ya se están padeciendo.

Infografía: Los océanos, cada vez más cálidos | Statista Más infografías en Statista

Temperatura del planeta

Los últimos cuatro años fueron los más calurosos desde que en el siglo XIX se comenzó a tomar la temperatura de la Tierra. La causa es el cambio climático. Las temperaturas globales durante el año pasado fueron 0,83 grados centígrados más altas que la media de 1951 a 1980, según señaló la NASA hace unos días. Fue el cuarto más caluroso, superado por 2016, 2017 y 2015.

El organismo estadounidense señaló que los efectos de la subida de temperaturas se apreciaran más en el Ártico, donde podrán ascender los termómetros entre tres y cinco grados para 2050, según indicó ONU Medio Ambiente, lo que provocaría un mayor deshielo, que ya está afectando a otras zonas relativamente cercanas al Ártico. En Siberia, la descongelación del permafrost -una capa de suelo permanente congelado- está provocando la emisión de gases invernadero y la aparición de bacterias como el carbunco o antrax. Además, perjudica al transporte porque el suelo pierde consistencia.

Plásticos

La imagen de una inmensa isla de plásticos en medio del océano Pacífico sigue sorprendiendo al mundo. Ya alcanza los 1,6 millones de kilómetros cuadrados. Es decir, tres veces el tamaño de Francia. Su impacto en el ecosistema es evidente. Animales estrangulados por anillas o aves marinas que ingieren microplásticos. En animales mucho más grandes, hay casos dramáticos. En noviembre, los médicos veterinarios hallaron más de mil plásticos en el interior de una ballena muerta en Indonesia. La necropsia reveló que el cetáceo tenía 115 vasos, 25 bolsas, dos sandalias o más de mil trozos de cuerda. Las ONG medioambientales reclaman que cuanto antes se eliminen los plásticos de uno solo uso, entre otras medidas.

Desertificación

Tres cuartas partes del territorio español están catalogadas como en riesgo de desertificación. Así lo aseguraba el Ministerio de Medio Ambiente en el informe 'Impactos del cambio climático en los procesos de desertificación en España', publicado en 2016. Detallaba que de esos 37,4 millones de hectáreas en peligro, al menos nueve millones estaban en un riesgo alto o muy alto de desertificación. Todo el sur de España y el Levante son las zonas más vulnerables a este fenómeno, no solo atribuible al cambio climático -por ejemplo, a la mala explotación del agua-.

Contaminación del aire

La contaminación del aire provocó la muerte prematura de 800.000 personas en Europa. En el mundo, Naciones Unidas, calcula que entre 4,5 y 7 millones de personas perderán la vida por las enfermedades causadas por este motivo, sobre todo en África, Asia y Oriente Medio.

'Tropicalización' de las especies

El calentamiento del agua de los océanos y mares -0,66 grados más que el promedio de los últimos 150 años- provoca que las especies marinas busquen zonas más frías y las acostumbradas a las aguas cálidas tengan más espacio. Es la llamada 'tropicalización' de las especies.

Más información